viernes, 17 de octubre de 2008

Una zorrita con peluca rosa
(despistada III y sorpresas de la web III)


Señoras y señores, damas y caballeros, aquí les dejo la tan esperada historia del día en que el perfil de su servidora apareció en varias páginas de contenido pornográfico, incluyendo "muy zorras.com". Ojalá haya valido la pena la espera.
Hace varios años supe la historia de dos viudos (entrados ya en la tercera edad) que se conocieron por internet, se enamoraron y se casaron. La historia era tan impresionante, conmovedora y humana que decidí hacer un reportaje sobre el amor en internet.
Aprovechando que estaban de visita en Guatemala, entrevisté a la pareja. Entre el material que iba a publicar* también tenía un par de relatos de un webmaster y una amiga. Ambos tenían interesantes historias de encuentros en la web. Él, había tenido muchos romances virtuales; ella, hasta se había casado con un su gringo del que también ya se había divorciado.
Para completar las fuentes, entrevisté al responsable de la página de encuentros de Terra. Esta empresa había adquirido atraeme.com, una página muy exitosa de contactos que fue creada por guatemaltecos. Durante la entrevista, este señor me dijo:
-Cualquier cosa que pueda contarle se queda corta. Lo mejor es que usted tenga la experiencia, la vivencia y vea que realmente es efectivo.
Según me dijo, no necesariamente se debía buscar pareja, sino que se podía hacer muchos amigos. Me pareció interesante el experimento y decidí probar, así que me registré. Pero al ver que era un servicio pagado, desistí.
Bueno, como no corría prisa, me dediqué a otros temas. Un día, mientras buscaba información técnica de la web, ingresé en una de mis páginas favoritas: laflecha.net, pero no encontré lo que buscaba. Entonces decidí escribirles para que me orientaran dónde encontrar lo que quería. En la página, que ofrece muchos servicios, hay un botón que dice "Contactos". Así que ingresé para establecer la comunicación con ellos.
Para mi sorpresa, no era lo que buscaba sino más bien un formulario para publicar tu perfil y encontrar gente de tu país con intereses similares. Como era gratuita, me registré. Coloqué mis datos, excepto mi nombre. Me puse por nick Perséfone (diosa de los infiernos, entre otras cosas) y vi que también se podía colocar una fotografía. Éstas aparecían "censuradas", es decir, al subirlas a la web los técnicos de la página les ponían un parche negro tapando los ojos o la boca. Como no iba a permitir que me pusieran un parchote antiestético, decidí editar mi propia foto con mi juguete favorito: ¡Paint! (es la misma que ilustra este post). Me dibujé una peluquita rosa que sólo dejaba ver mi sonrisa, y la aceptaron sin problema.
A partir de allí recibí una avalancha de mensajes impresionante. Un montón de hombres de Guatemala y El Salvador, incluso un español me escribieron... pero algo estaba mal... Había cada mensaje XXX que realmente me asusté: desde un tímido "me gustaría conocerte" hasta un "mamasita piiiiiiiiiiiiiiiiii". Es decir, recibí todo tipo de comentarios: unos mensajes comedidos, educados, pero otros completamente subidos de tono. Poco a poco, al ir leyendo cada mail, fui cayendo en la cuenta de que todos esos hombres (que se contaban por decenas) no me encontraron en la misma página en la que me registré. Ese mismo formulario aparecía en distintas páginas y no todas tan inocentes como la que yo encontré: http://www.megustasmucho.com/, http://www.marqueze.net/, y lo más escandaloso para mí: http://www.muyzorras.com/, entre otras que no recuerdo. Así que del calibre que era la página en la que aparecía mi perfil, así era el contenido y el lenguaje que usaban los hombres que me contactaban.
A todo esto, los días pasaban y yo ni en cuenta, finalmente pude darme de baja de la dichosa paginita. Aquella experiencia no sólo me dejó esa vivencia que me causó mucho susto, primero, pero mucha risa, después. Como de todo hay en la viña del señor, conservé la correspondencia con tres personas. Un loco como de mi edad, un hombre de la tercera edad y un jovencito unos 13 años menor que yo. Pero esas tres historias se las contaré cada una en su momento, para no aburrirlos pues este post está muuuuuy largo
____
(*)El reportaje sobre el amor en internet nunca se publicó pues una purga de informática borró de un porrazo mi trabajo periodístico, fotos incluidas.

12 comentarios:

Alfredo Vicente dijo...

Finalmente la historia!

Me hace mucha gracia el nombre de la pagina, y la manera en que agarran gente para sus "bases de datos".

Me imagino, que todas las mujeres despistadas, mas de alguna si termina "convencida" por las zorritas y disfruta de la atencion que reciben ahi. Y ahora con estos rollos del hi5 y el facebook, mas aun, no tienen ni que registrarse en otro tipo de paginas. Solo con los perfiles y las cosas que ponen, superan la ficcion/ Saludos

Angel Elías dijo...

Nancy, y eso que no querias estar en la página y ahora si lo quisieras?

Esa historia me recuerda otras y este comentario me recuerda otros, por ello de todos modos prefiero conocer patojas en la camioneta, no es tan seguro, pero por lo menos no me aburro en el camino.

saludos

JOHAN BUSH WALLS dijo...

Ajá, el viejo truco de enrolarse en sitios de contactos, con el pretexto de estar haciendo un reportaje.

Ahora, para alimentar el morbo, queremos la historia del muchacho de 13 años.

Salú pue.

Prado dijo...

digamos que la informática también tiene su mística, por lo del borrón repentino. Saludos.

Roberto dijo...

Que linda sonrisa de zorrita, coincido con angel elias, qué tal si hubieras querido estar allí.
ajajaja tenés cada cosa...

Nancy dijo...

Ay, Alfredo, para alguien como yo sí fue tremendo susto. Una no entiende desde el principio que la cosa es de otra magnitud. Si no me hubieran dicho algunos tipos que vieron mi perfil en tal o cual lugar, ni me hubiera enterado que aparecía en sitios porno.

Angel, Yo también prefiero los encuentros en vivo y a todo color. Pero como no voy en camioneta, no conozco a nadie fuera de mi súper Chevy.

Johan, shhhhh, no me queme, maestro.

Hola Prado, realmente tiene su mística, jajaja

Robert, gracias por el cumplido. Y bueeeee, qué te diré, en realidad fue divertido

Juan Carlos Lemus dijo...

Perséfone
entonces.... eras tú a quien yo escribía?
buena anécdota, maestrísima del amor. me gustan tus historias.
solo que no te censurés. por ejemplo, qué fue eso de mamacita... piiiiiiip?
¿qué dijo el galán?
y, aprovechando, supongo eu muchos haremos link con las páginas que amablemente nos enviaste, jajajajaja

Nancy dijo...

Ajá, don Moscardón... Con que tú me enviaste una fotografía muy sugestiva en paños menores... jajajaja
Lo de la autocensura... ¿qué puedo hacer? No se me dan algunas expresiones.
Los enlaces... supongo que me los agradecerán.
Feliz fin de semana largo

El Kontra dijo...

¡Esto es Injusto!
Por qué es que a mi nadie me escribe que "me quiere conocer" ni mucho menos "papasito piiiiiiip" llevo cinco años registrado en ensucasolabellezaessubjetiva.com y sigo sin mails.

Escribo hasta esta hora porque los links están bien chileros ;)

Nancy dijo...

Hola Kontra
Te explico: lo que pasa es que la naturaleza de las mujeres es distinta. Si te registras en cualquier sitio con un nombre de mujer, aunque no pongas foto tendrás lleno de mensajes tu buzón, porque los hombres son así. El mismo comentario me hacían algunos de los hombres con quienes intercambié correspondencia. Ellos no recibían mails de las mujeres. Pero estoy segura que a todas las mujeres se nos llenaba el correo.En realidad creo que "muy zorras" es fantasía de los hombres... no lo sé.

Luc! dijo...

Yo he conocido varias personas por Internet, en diferentes páginas, aunque he de aclarar que casi todos han sido monstruitos, jejeje.

Aclaro que casi porque conocí a un medio monstruito que consiguió que me enamorara de él y ya llevamos casi dos años :D

Nancy dijo...

Suertuda, Luc!
Felicidades