miércoles, 29 de abril de 2009

Maestros mediocres I

Creo que todos hemos tenido buenos maestros, esos que marcaron nuestra vida de una manera positiva. Pero, lamentablemente, también hemos tenido malas experiencias. A veces no directamente sino a través de nuestros hijos, hermanos, sobrinos.
Pues bien, la historia que les voy a contar hoy ilustra cómo hay maestros que no se dan cuenta de su propia mediocridad y que, además, cercenan la imaginación y creatividad de los niños.
Sucedió cuando mi hija mayor estaba en segundo primaria. La maestra les hizo a los niños un examen de Ciencias Naturales. La profesora era experta en hacer preguntas tomadas literalmente del libro, así que los niños no estaban invitados a pensar, sino a memorizar.
Resulta que a la pregunta:
¿El estómago tiene forma de?__________
Un compañerito de mi hija respondió "frijol".
La maestra le calificó mal... y mi hija me comentó:
Fijate que en el libro dice que tiene forma de bolsa, pero yo creo que mi compañerito tenía razón pues realmente el estómago se parece más a un frijol que a una bolsa.
En realidad, creo recordar que alguna vez cuando estuve en la primaria mi maestra nos explicó que el estómago tenía forma de una bolsa de agua caliente, que antes (en los tiempos de Tata Lapo) eran más bien redondas.
Esas bolsas ya no existen. Estoy segura que la maestra jamás se cuestionó a qué tipo de bolsa se refería el libro y los libros de ahora no especifican de qué tipo de bolsas se trata. Al igual que aquel niño y que mi hija, a mí también me parece que el estómago tiene forma de un gran frijol.
En fin, la historia me hizo recordar que yo tuve una gran maestra de Ciencias Naturales en segundo básico. Ella nos contó una historia similar. En un examen les preguntó a sus alumnas
"¿La carne es rica en?___________"
Ella esperaba que respondieran proteínas, sin embargo, una alumna respondió "en salsa".
Afortunadamente mi maestra era más inteligente. Se dio cuenta de que su planteamiento había sido incorrecto, que las posibilidades de respuestas correctas eran muchas y que la respuesta de su alumna era una de estas. Así que le calificó bien y a partir de allí tuvo más cuidado con la forma de preguntar.
___
Imitando a mi querido
Kontra, pondré aquí una P.D. para decirles que los extrañé. Esta semana ha sido muy complicada, pero ya iré a leerlos y me pondré al día.
Apapachos a todos.

27 comentarios:

cristal00k dijo...

Ya sabes lo que dice la canción:

Si es por el maestro
nunca aprendo
a coger el cielo con las manos,
a reir y a llorar lo que te canto,
a coser mi alma rota, a perder el miedo a quedar como un idiota y a empezar la casa por el tejado...

Menos mal que fui un poco granuja, todo lo que sé, me lo enseñó una bruja...

Fito & Fittipaldi

Hay maestros, maestrillos y cantamañanas...

Apapachos grandes Nancy.

cristal00k dijo...

Sigo leyendo.

Alejandro Ramírez dijo...

Los maestros de antes eran verdaderos dictadores con los niños: le pegaban y dirigían con intimidación su clase. Ahora ha cambiado un poco, pero la mayoría de los maestros de las escuelas públicas siguen siendo mediocres. Y yo estudié en una escuela pública.

Un abrazo (el apapacho no lo conocía pero me suena bien).

Any dijo...

Y si, hay cada maestra! La verdad que tu maestra estuvo muy bien porque la respuesta de "la carne es rica en salsa" es muy buena jajaja!
Pregunta: que es eso de los tiempos de Tata Lapo? Es como "en el tiempo de Mari Castaña"??
besos Nancy, yo también vengo medio complicada esta semana :)

El ultimo De Paz dijo...

Hummm,
Lamentablemente de la situación que vive nuestro lastimado país, los malos maestros tienen mucha culpa.
Doy clases a nivel universitario y me entristece observar alumnos a los que nunca les enseñaron a pensar, tener criterio propio, criticar racionalmente, a escribir y comunicarse de tal manera que los demás entiendan.
Es una triste realidad la que presentas en tu blog.

Martín dijo...

No se porque esta entrada me trajo muchos recuerdos... será que lo hemos vivido también alguna vez? Muy lindo blog. Volveré. Un beso

la-filistea dijo...

Tenes toda la razón.
Preisamente cuando se trabaja con niños, los asombrados somos los maestros cuando nos damos cuenta de la capacidad que tienen de ver cosas maravillosas.

Quizá sea bueno reformar un poco los métodos y mas interacción.


Apapachos mi querida Nancy!

Lena dijo...

Qué bellos son los niños, Nacy!

Lo del frijol y la salsa me ha re ha robado sonrisas!

Te apapacho mucho para que lo duro se sienta suave!

Eres una campeona!

Y gracias...siempre...tus comentarios me llenan de alegría!

Un besito a mi chapina más mimada!

Josekont dijo...

Hola Nancy, que tal estas? muy bonita la historia (y la entendí al 100% jiji ^^ )

Yo también recuerdo algunos pocos maestros que han dejado una huella en mi vida, como me gustaría que ahora me vieran y supieran que todo lo que me han enseñado lo he tratado de poner en practica, que ya pronto una de mis metas más grandes academicamente la alcanzare... en fin, son personas a quienes les tenemos muchas cosas que agradecer, ya que compartieron su vida y sus conocimientos con nosotros de una manera que demostraba entrega y dedicación.

Igual que tu con tu blog Nancy linda!

Saludos!

Guatemalan Genes dijo...

Lo que pasa es que a muchos se les olvida que enseñar no es llenar una cubeta sino encender un fuego.

Eso si, también conozco varios maestros que son extraordinarios y son los menos porque el sistema desincentiva la creatividad, iniciativa, etc.

Me encanto el post!

Prado dijo...

ánimo y si es necesario, presencia, lo haremos.

Vé que chilero lo de la salsa, a mí no me preguntaban esas cosas en el colegio. Chanfle. Abrazote!!!!!!!!

Leonel dijo...

Nancy,
Qué buen artículo! Es que de verdad hay cada maestrito... yo me los he encontrado ¡en una maestría universitaria!
Mejor ni te cuento... es para llorar...

Isold dijo...

Holaaaa....
Que gracia tienen los niños con sus respuestas.
Yo con mis hijos no he tenido muchos problemas,reconozco que han tenido suerte. Fueron a colegios públicos.

Besos guapa.

SETH dijo...

Hola Nancy, como estas, bueno ayer que te vi te mirabas como me imaginaba una persona alegre y fenomenal, ahora, digo te acordas de mi post donde dice, No tiene la culpa el que aprende sino quien enseña, ese es el problema de Guatemala, muchos dicen, esta juventud, pero porque esta asi de mal, en algunos casos, porque los maestros no dieron bien el ejemplo no nos inculcaron eso de hay que seguir siempre con la cabeza en alto, hay que usar la cabeza, recordar que en tiempos de crisis, siempre usar la imaginacion, la inventiva, el positivismo y luchar para seguir adelante, hoy donde estoy y para donde voy, algunos maestros de mi infancia me han visto y cuando me miran creo que saben que hicieron bien su trabajo, y creo que la mayoria de mis compañeros tienen exito debido a eso, saludos Nancy y apapachos para ti y tu familia, espero poder encontrarte en otra ocasion, aios

iL Hell Dogma dijo...

Hola.

La verdad en la primaria es donde vi a los peores maestros, son las persona que mas me han decepcionado por mediocres.

Me molesta mucho que se hagan llamar "maestros" y se sienten autoridad cuando lo unico que hacen es hablar mecanicamente lo mismo, percibir un salario y hacer lo que su sindicato les dicta.

Son una bola de borregos que no piensan y tristemente son nuestro primer encuentro con una autoridad no-familiar. Por eso estamos como estamos.

Detesto a toda esa bola de maestros asalariados y sindicalizados por mediocres.

Nancy dijo...

Hola Cristal, no conocía esa canción, la voy a buscar para escucharla. Apapachos, amiga querida.

Alejandro, creo que todo el tiempo ha habido buenos y malos maestros, tanto en el sistema público como en el privado. Yo creo que los padres debemos estar muy atentos para contrarrestar el efecto de una mala enseñanza y también para aprovechar la capacidad de un gran maestro. Yo estudié en escuela pública y fue una gran experiencia también.

Any, jajaja, de plano que Mary Castaña y Tata Lapo fueron juntos a la escuela, por allá cuando el arcoiris salía en blanco y negro, jajaja. Tata Lapo fue un militar de finales del siglo XIX llamado Serapio Cruz. Antes, a la gente a quien se veía con respeto se le decía "tata" (no sólo a padres y abuelos) y "Lapo" era el apodo de Serapio. Con el tiempo Tata Lapo se convirtió en un punto de partida del tiempo, así que si te dicen que eres del tiempo de Tata Lapo te están diciendo viejita. jajaja.

Último de Paz, tienes razón, da pena ver la preparación que traen los alumnos de la universidad. Tienes que bajar el nivel académico de tu curso o renunciar, o armarte de paciencia. Lo bueno es que algunos jóvenes se dan cuenta de la mediocridad propia y del maestro y emprenden verdaderas batallas para vencer esos obstáculos. Bienvenido.

Hola Martín, bienvenido también. Digo lo mismo de tu blog, eres un gran escritor. Y eso de que se te revuelvan los recuerdos me gusta mucho porque es precisamente lo que busco. Contar una historia y arrancarle algún recuerdo a quien la lea.

Tienes razón Filis. Con decirte que ahora que no estoy trabajando me dan ganas de volver a dar clases a los niños... Son tan maravillosos y grandes maestros. Apapachos

Lena querida, no sabes lo bien que me haces sentir. Gracias por aparecer por aquí y decir tantas cosas bonitas. Un apapacho muy especial

Josekont, que lindo saber que tuviste buenos maestros y que estás a punto de coronar uno de tus proyectos personales. Eres un sol, gracias por tus porras, me alegra saber que te gusta mi blog, pero sobre todo que lo entiendes, jajajajaja sabes a lo que me refiero...

Hola Cinthya, qué bien lo has dicho, no se trata de llenar una cubeta sino de encender un fuego. Me gusta tu frase, creo que la voy a adoptar. Gracias por tus palabras, me alegra que te gustara el post.

Prado, yo creo que seré quien marque los 8 dígitos... ya te contaré. Pero no te hagas, creo que tuviste grandes maestros, si no ¿cómo es que usas el idioma como el escultor la roca?

Leonel, ay, me gustaría que cuentes, para llorar juntos... aunque sea de la risa. Como diría alguien por ahí, río por no llorar. Realmente sé de lo que hablas y hasta me diste una idea para un nuevo post.

Isold, tienes razón, los niños son únicos. Y bueee, tienes suerte de vivir en el primer mundo... aquí en el tercero las cosas están algo mal. Y la enseñanza pública, que otrora fue muy buena (doy fe de ello), ahora deja mucho que desear.

Seth, mi querido MacGuiver, fue un gusto conocerte y comprobar que eres "pilísimas" (para quienes leen, les cuento que ayer conocí a Seth en persona). Doy fe que tus maestros hicieron un buen trabajo, eres una persona muy capaz y muy especial. Apapachos, ya nos volveremos a ver. De hecho te dejé algo en el correo.

iL Hell Dogma, nuestras realidades son tan similares que entiendo perfectamente tus sentimientos. Pero ánimo, ojalá pronto salgamos del oscurantismo y venga un verdadero renacimiento. Apapachos

Alexxx dijo...

Hay maestros de todo tipo, y en efecto si, creo que muchos tuvimos maestros que nos hacian memorizar, lo que esta mal porque no deja al alumno desarrollar su capacidad intelectual y los malacostumbra a memorizar y no a razonar.
Buena historia
Saludos Nancy

DIANA dijo...

Hola Nancy!

me hiciste recordar algo que pasó hace muchisimos años..jeje
En primaria, en una ocasión la maestra preguntó: que se necesita para abrir una puerta?

Las respuestas empezaron a surgir; que la llave, que la chapa, que el timbre, que bla bla bla...nadie le atinaba, a todo lo que decian los compañeros era una negativa...hasta que se me iluminó el cerebro de niña y le dije:
Para abrir una puerta se necesita QUE ESTÉ CERRADA..!!
Acerté y me gané no se cuantos puntos..!..jajaja

Estuve en colegio privado y si, nos hacian pensar, por eso ahora estoy descansando y pienso menos..jajaja

Abacho y apapacho...
Diana

el Kontra dijo...

TURURUUUÚ Hola maestrísima del paint, los apapachos y los premios siempre es un honor que me mencione y aún más que me imite tan bien. Yo he tratado de imitarte con el paint, pero no salió o mejor dicho salió así como el gobierno de la UNE... bien gacho (por no decir otras cosas) pero bueno, paso por aquí a dejarte un abrazote y a recordarte que después de la tormenta siempre viene la calma :)

Nancy dijo...

Alexxx, lo que dices es cierto, hay maestros que enseñan a memorizar y no a razonar. Afortunadamente no tuve ni uno solo así de malo... ¿o si? Ah, tuve peores. En la U tuve uno tan malo que nunca daba clases. Como le reclamé me hizo perder su curso... en fin...

Muy buen, Diana, eras toda una pilas, como decimos. Y bueee, está bien que descansemos de tanto pensar, total, no le hace mal a nadie. A mí me está haciendo falta, pero ya encontraré en qué entretenerme. Apapachos

Kontrita, me has sacado la tremenda carcajada del día. Tienes razón... toda la razón... y me encanta tu forma de tener razón.

el VERDE !!! dijo...

En diversificado tuve un profe de Ética. Sus pruebas eran una pesadilla. Había que tener la habilidad de una fotocopiadora para tener presente los textos estudiados.

Una vez fue el colmo, la serie principal de un parcial consistía en llenar las palabras faltantes de una página del libro que escogió al azar.

Para que se hagan una idea de lo absurdo del examen, lean el último párrafo que escribí, pero de esta manera:

Una _____ fue el ____, la serie principal ____ ____ un parcial _____ en llenar las palabras _____ de una página del _____ que escogió al ____.

Nancy dijo...

Ay Verde, ¡qué gruesada! Yo a ese le hubiera armado juicio. Qué horror.

Gary dijo...

¿La carne es rica en? ¡Salsa!
Buenísimo.... me sacó la risa.

paola guillen dijo...

Increible como se pueden formular mal las preguntas y no analizar lo q se esta redactando, asi como en Guatemala se tiene la costumbre de memorizar en lugar de analizar y razonar. Muchos de mis años solo memorize sin pensar en lo que estaba repitiendo en mi mente.


Eso de la salsa es rica en: Salsa
Me fascino me mato de la risa.

Duchessa di Lossi dijo...

Yo tuve una serie de maestros malísimos en el colegio... Aún hoy me parece inconcebible que una niña de sexto primaria corrigiese a su maestra en ortografía :S ¡Plop!

Ah, y eso me recuerda a una anécdota en cuarto bachillerato (Conste que no es con el afán de entrar en controversia), yo tenía una maestra que nos daba biología, matemática y física pero era fanática religiosa... Un día estábamos hablando de las teorías del origen de la vida y salió a colación Darwin y ella dijo "Pero ustedes ya saben cuál es el verdadero origen, fue Adán y Eva..."-Llegué indignada a mi casa y le conté a mi mamá que como era posible que ella metiéndonos sus creencias en plena clase de ciencia y bueno, se me pasó... al día siguiente la maestra nos dijo "el día de ayer yo les dije lo que para mí es la verdad del origen de la vida... si alguno de ustedes cree lo contrario pues ya es cuestión de cada quién..."-Ni que decir que toooodos voltearon a verme en la clase. Claro, yo siendo adolescente me turbé y moría de la vergüenza, llegué a la casa y le pregunté a mi mamá que había dicho en el colegio.

Resulta que mi mamá llamó al director y le dijo "Mire, usted fue sacerdote pero sabe muy bien cuando hay que apartar ciencia y religión, y que no es correcto que en plena clase científica venga una maestra y mencione la religión, eso confunde a los jóvenes"... En el resto del tiempo de clases me daba pena pero al mismo tiempo satisfacción porque ya no lo volvió a hacer... ahora me da mucha risa y sé que mi mamá hizo muy bien.

Un abrazo Nancy!!!

PD, cada vez que posteo en tu blog es cuando doy señales de vida en el mío también jajaja :)

Nancy dijo...

Bienvenidos, Gary y Paola.
A mí me encanta contar la anécdota de la carne en salsa porque es muy graciosa ¡y genial!

Duchessa, ¡apareciste! Esa historia tuya debió ser un post de esta serie. Excelente. Creo que más adelante la retomaré.
También me recordó a una amiga que daba biología en un colegio católico... pero esa mejor la contaré en otro post.
apapachos

Lujo dijo...

Hola Nancy,
Esta anécdota con la profesora y los métodos para la enseñanaza me ha hecho pensar en tiempos pasados.
Encuentro muy interesantes las reflexiones que han realizado los compis comentaristas.
Coincido en la opinión que los maestros son responsables en la forma de enseñar. Muchas veces hemos asistido a profesionales pésimos que no tenían interés en hacer atractica una asignatura que era "complicada".
Me encanta el relato, y ya sabes que ando enamorada de tus dibujos.
Abrazotes enormes, de todo corazón.