viernes, 16 de octubre de 2009

Extrañas apariciones


Bienvenidos a un viernes más de historias de aparecidos, sucesos extraños, hechos paranormales y esas cosas dignas de la "dimensión desconocida".
Tenemos para hoy nuevamente a un invitado que no necesita presentación. Creo que es quien más historias de miedo ha vivido y nos ha compartido. Los dejo con Aarón.
Esta historia, tiene su tiempo, y viene desde hace unos años atrás, cuando mi hermano pensaba casarse por primera vez, digamos que él ha tenido una vida amorosa difícil.
Si no me equivoco, yo aun no había salido del colegio cuando pasó la primera vez que recibimos a este "ser". Le digo ser porque hasta la fecha no sé lo que es. Bueno, sucede que al arruinarse los planes de casamiento de mi hermano, él pasó por una etapa difícil, y un día nos contó que en una lámina plástica que había en el techo de su cuarto visualizaba la imagen de un gato que se convertía en mujer. Yo nunca tuve la oportunidad de ver esa silueta, solo de escuchar maullar al gato y de escucharlo por el techo de la casa. El maullido del gato era escalofriante, parecía un niño llorando desesperadamente y te ponía la carne de gallina, yo lo escuche varias veces y eso era lo peor, y peor era escucharlo caminar por el techo: parecía una persona y sus pasos pesados. Muchas veces pensé que era alguien que andaba merodeando por los techos de las casas, pero cuando salía a ver solo miraba la imagen de un gato negro enorme.
Mi hermano se casó tiempo después y este "GATO" que se había alejado un tiempo, regresó y cada noche era más aterrador. No sé quien le dijo a mi hermano que era una persona capaz de transformarse en animal y que lo estaba acosando debido a que estaba obsesionado con él. No me recuerdo muy bien como se deshicieron del gato, pero pasó a la historia, hasta hace poco.
Por desgracia de mi hermano, el matrimonio con su ex esposa, se torno difícil, y se separaron, pero como él, al parecer es un alma que no puede vivir sola, después de haberse divorciado de su primer esposa, se junto con otra joven, de un lugar alejado de la capital. Pero estuvo un tiempo viviendo en nuestra casa, y sorpresa, el gato regresó. Lo escuché por primera vez hace casi un año, cuando mi hermano empezaba a salir con esta muchacha. Muchas madrugadas de desvelo escuché que el gato se paseaba en dos cuartos, los cuales ocupaba mi hermano. Y una noche cansado de ese maullido escalofriante, salí cautelosamente y noté la misma imagen del gato negro grande sobre el techo del cuarto de mi hermano. Cuando decidí tirarle algo, el gato volteó y sus ojos eran blancos, lo cual me dio más curiosidad, pero se marchó rápidamente y no pude nunca tomarle una foto o volver a verlo.
Mi hermano nos contó que por las noches miraba una silueta de un hombre parado entre las dos habitaciones. Yo lo molestaba diciéndole que era “un su negro”, que lo venía a buscar por alguna deuda pendiente, jajaja, pero resultó que averiguando poco a poco si era alguien que se le manifestaba a la muchacha por una deuda, entre las malas lenguas, dicen que la muchacha le hizo algo a mi hermano y a su primer esposa para que se pelaran y se separaran, ya que ella estaba detrás de los huesos de mi hermano, y ella no le había pagado al individuo que le hizo el trabajo y por eso aparecía para cobrarles la deuda.
Pero la cosa no se queda allí, después de ver yo a mi sombra o al ente que se estuvo apareciendo después de reencontrarme con mi ex, el día que le conté la historia a Nancy, sucedió algo más: era ya casi de madrugada, cuando escuché claramente que se abrió una puerta de los cuartos de la casa. Primero pensé en mi hermano pequeño que se había levantado al baño, verifiqué y nadie estaba despierto. Luego revisé la puerta que da a la tienda de mi mamá y nada, pensé que el desvelo me había empezado a afectar, llevaba varios días sin dormir. Pero fue cuando regresaba a la computadora que sentí a alguien a la par mía y alumbre con el celular, no encontré nada, pero sentía  la presencia de alguien a la par mía, sin saber qué pasaba regresé a la computadora, cuando sentí que alguien me tocó el hombro y una respiración agitada en mi oído, al asustarme, y créanme que me asusté como nunca, volteé a ver y vi pasar a alguien corriendo hacia el corredor que da a los cuartos, y mi sorpresa fue que mi cuarto se encontraba con llave, y yo nunca le hecho porque no tengo la llave de esa chapa, y al intentar varias veces se abrió  fácilmente, sin encontrar nada adentro.
Tengo que recordar que ya había dicho anteriormente que me mudé de cuarto, al que ocupaba mi hermano anteriormente y al atravesar mi cuarto hay otra habitación que quiero ocupar como estudio, pero tengo la leve sospecha de que ese cuarto tiene mucha vibra negativa y no he querido mudar mi estudio a ese lugar por lo mismo.

13 comentarios:

Pedro Alejandro dijo...

Gracias por compartir la experiencia. Nunca había leido algo similar.

Eso delas deudas pendientes se da mucho e incluso hasta se dan los casos de enfrascados.

A de ser interesante hablar un dia - o un noche, mejor - con Aaron. Pienso que pasariamos muchas horas oyendo esas historias interesantes.

Tamara dijo...

Uh!! Qué historia! Esta vez tu gatuno tiene competencia! :) Me encantó el dibujito!!
Te mando un beso grande!!!

DIANA dijo...

Querida Nancy:
Aqui visitandote para ponerme al corriente con las historias que se me pasaron por causas ajenas a mi voluntad.

Me encanta leerte y me fascinan los dibujitos con los que ilustras tus relatos, son increibles!

Besos!!

Diana

La Vivi dijo...

Yo creo que el Gato es muy suertudo, ademas de sus nueve vidas, me parece que tiene una vida amorosa mejor que la del muchacho y muchas otras personas, Incluyendome tambien.(JiJi)

Any dijo...

Bueno yo ya me hubiera mudado, asi de corta. Con lo que me gustan los gatos, pero este gato fantasma me asustó en serio.
Un saludo para Aaron
Besos y apapachos

norma dijo...

Si, sin duda es un fantasma que quiere cobrarse algo pendiente, que miedo.
Yo llenaría con ajo toda la casa, o llamaría a esos que espantan a los fantasmas. O a un sacerdote que bendiga la casa, por favor como pueden vivir con esa presencia rondando los cuartos. Muero de temor.
Un beso grande

Mariela Torres dijo...

Es una historia escalofriante. Hay que cuidarse.

Besos.

Neogeminis dijo...

Puaaaaaaaaaaaaa...se me han puesto los pelos de punta!! jejeje


Escalofriante!!!!
Buen finde!

SETH dijo...

Reaparezco y desaparezco, perdon es por aprovechar las pocas conexiones de internet que consigo, hoy sabado en la u claro aprovecho lo que pago jajajaja, bueno si pudiera mudarme lo haria, pero ese cuarto es el mas grande, por eso me gusta, pero creo que estoy aprendiendo a vivir con estos seres, total, les tengo mas miedo a los vivos que a los muertos, o lo que sean, ajjajaja, media vez esten vivos son mas peligrosos

LadyMarian dijo...

Ay! Qué miedo! Yo te diría que no ocupes ese cuarto!! Mejor andá a alguna habitación de la casa que no haya tenido "presencias extrañas".
Besos

Lujo dijo...

Hola Holaa
La historia de Aaron me parece alucinante. Yo hubiera salido corriendo y nadie me alcanza O.O
Es muy valiente!
Abrazotes!!!

paola guillen dijo...

hay no nancy estas tus historias me ponen la piel de gallina peor no puedo negar q espero con ancias la proxima.

En cuanto al cuarto pon una vela blanco un vaso de agua.

saludos,

Alexxx dijo...

siempre interesantes y/o escalofriantes las historias de aaron