lunes, 23 de noviembre de 2009

Chicle masticado


Si se preguntan de dónde saqué mi "tacto de elefante", mi boca de calcetín... mi rosario de "metiditas de pata", no hay que buscar muy lejos en mi árbol genealógico. Mi progenitora ha sido una personita con un amplio récord de situaciones embarazosas.
Esta que les cuento fue un intento de broma que no le resultó tan divertida como ella esperaba. Sucede que en sus años de juventud y soltería, al salir de su trabajo mi mamá solía pasar a recoger a una amiga a su oficina y, de ahí, caminar juntas hacia sus casas.
Ambas solían hacerse bromas con frecuencia, incluso un poquito pesadas, pero ambas las tomaban muy bien.
Un día, antes de salir del trabajo, mi señora madre dispuso jugarle una broma a su amiga, así que la llamó y se hizo pasar por otra persona.
- Aló ¿hablo con Fulanita?
- Sí, ¿qué desea? ¿en qué puedo servirle?
- Mire, yo se que está saliendo con Fulanito pero resulta que él es mi novio... así que usted es un chicle* masticado.
La amiga colgó violentamente el teléfono. Mi mamá tomó sus cosas y salió a buscarla muy tranquila.
Cuando llegó a la oficina de la Fulanita había todo un alboroto. 
- ¿Qué está pasando?, preguntó mi mamá al ver que todos los compañeros de trabajo de su amiga tenían rodeado el escritorio, le llevaban agua, le daban aire... y ella semi desmayada en su silla.
- La llamó una tipa y parece que la insultó, le respondieron.
Mi mamá no se imaginaba que había sido por su llamada. ¿Qué le habrán hecho? se preguntaba mientras esperaba a que Fulanita mejorara.
Cuando la amiga se repuso, salieron y, como de costumbre, caminaron juntas hacia sus casas.
De pronto, entre plática y plática mi mamá le dijo algo así como:
- ¿Y qué pensás de tal cosa, chicle masticado?
En ese momento la amiga reaccionó y le reclamó
- ¡Con que tú fuiste, verdad! y bla bla bla... le reclamó muy duro.
Mi mamá se moría de la risa, jamás imaginó que el desmayo y el alboroto hubieran sido por su llamada.
Finalmente, la amiga también terminó riéndose mucho. No tuvo más remedio que aceptar la bromita y reconocer que ella le había jugado peores a mi madre.
Aquella amistad aún ahora se mantiene, ni los años ni la distancia han logrado menguar el cariño y los lazos fraternales.
¡Feliz inicio de semana!
___
Chicle= goma de mascar

23 comentarios:

Luisa Arellano dijo...

jajajajaja, ¡vaya con tu mamá, con amigas así no hacen falta enemigas! jejejeje

Es estupendo que conserven su amistad y tengan esos momentos locos de la juventud en el baúl de los buenos recuerdos.

Gracias por estas chispitas que siempre nos regalas, Nancy.

Apapachos, preciosa.

maria jose moreno dijo...

Hola guspísima, vaya familia!! jajajja, menuda mamá. ¿Y la ocurrencia de llamarla chicle masticado?...jejje ¿Es una expresión que usais por allí?
Beos y feliz semana

LUNA dijo...

Pues me imagino a las dos, cuando se empiecen a rememorar "historietas" de su juventud....
Será la locura!!!!!
Que bueno tener amigas tantos años y seguir juntas....
Enhorabuena a las dos.
A ti? pues, MMMMMMUUUUUUUUUUAAAAAAAAAA

Quien Sabe... dijo...

Joe Nancy, podemos sentarnos a escribir un libro con las historias de tu madre y la mía, aunque la mía es más de comentarios inoportunos, pero que se le hace, a ver si me propongo a escribir sobre las cosas que dice mi madre y os reis un rato.
Las madres, ay! las madres, jajajjaa.
Un besote guapa

Any dijo...

Ahjajajaja! me gustó mucho la expresión "chicle masticado" no la conocía. Aqui le dicen "plato de segunda mesa" y debe haber algunas otras expresiones pero justo ahora no las recuerdo.
Que terrible tu vieja! y que paciencia la amiga, yo creo que me hubiera enojado mucho mas ... .
Me hiciste reir con esta historia.
un beso

Teresa Cameselle. dijo...

Me encantan tus historias, pero también me sorprende que sin salirte de la familia consigas recopilar anécdotas tan divertidas y curiosas.
Un beso.

Neogeminis dijo...

jajajaja "chicle masticado!"nunca había escuchado esa expresión1 jejeje...pobre la amiga de tu mamá! se debe haber indignado muchísimo cuando recibió la llamada! y me imagino que hasta le debió reclamar al novio enseguida! ajajaj...el pobre tipo ni idea tendría de todo lo que le decía! ajajaja...eso sí, después de eso, si siguieron siendo amigas, quedó demostrado que su amistad es a prueba de todo!


un besazo!

Maru Luarca dijo...

Nancy, me has despejado una incógnita. Resulta que la "boca de calcetín" es hereditaria. Yo preocupada pensando que era algo enteramente mi culpa. jajajajaja! Que divertida tu mamá. Necesito amigas que se tomen la vida con ese humor, para que me lo contagien. Beso gigante.

Luis FIGUEROA dijo...

Ja ja ja ja, ¿Alguna vez le has dicho "adelante caminante", a alguien que va en silla de ruedas?

DRAMA QUEEN. dijo...

Ay Nancy...
con esas amigas para que quieres enemigas...jajaja..ntc ;-)

Muy divertida anécdota.

besos!

Diana

LadyMarian dijo...

No quiero imaginar cuáles serían las otras bromas de la amiga de tu madre que eran peores que ésta. O.O Dios mío! Yo me muero! jajaja!
Besos

norma dijo...

Que buenas amigas si siguen a pesar de la broma pesada, jaja, muy buenas amigas. Besitos.

Nancy dijo...

Querida Luisa, tienes razón ¿quién necesita enemigas? Jajajaja. Gracias por venir… siempre es un gusto verte por aquí.

Hola, María José. ¿Viste? Ahora puedes explicarte mis historias. Fíjate que lo de chicle masticado no es ninguna expresión. Fue lo primero que se le ocurrió a mi mamá cuando hizo su broma…

Ay Luna, no imaginas la de historias que tiene mi mamá… Y si le sumamos las de mi papá… y si les sumamos las de sus cinco hijas… más las de los sobrinos… Hay blog para ratooooo, jajajajaja

Quién sabe… creo que estamos hablando de tomos completos… toda una enciclopedia. Jajajaj

Any querida, aquí también es plato de segunda mesa… como dije antes, lo de chicle masticado fue un recurso de último momento. Mi mamá es un caso… una fuente inagotable de historias de todo tipo.

Teresa, que honor tenerte por aquí. Y bueeee, también hay historias de otras personas por aquí… pero tienes razón, faltan muchas, muchísimas más de la familia.

Neo, la frase es de mi madre, jajaja. No existe en realidad. Y bien, resulta que finalmente la Fulanita no se quedó con su fulanito… cosas de la vida…

Mi querida Maru… te aseguro que está en el adn, jajaja. Ánimo… lo heredaste. Y mira, aquí donde nos ves, habemos muchas potenciales amigas que te alegraríamos el momento, jajaja.

Luisfi, casi. Le he dicho cosas peores a un ciego… algo he publicado antes… pero me hiciste recordar otras cosas peores… de las que no se cuentan.

Mi querida Drama Queen, tienes razón. Tengo una hermana que heredó lo de hacer bromas pesadas, y sus amigas la readoran… La verdad, no las entiendo… jajaja

LadyMarian, no querrás saberlas. La verdad es que nunca he entendido esa forma de bromear. En fin, lo bueno es que entre ellas se entendían.

Sí Norma, la verdad es que eso es amistad. No son tan unidas, pero el cariño y la relación no los logró romper el tiempo.
Apapachos

Comunidad de Lectores Gt dijo...

fue una broma muuuuuuuuy cruel

La Vivi dijo...

Jajaja!! ya me habia olvidado de esa charada....Hay la Isa y sus ocurrencias. Lo chistoso es que no importa cuantas veces oigamos o LEAMOS esta historia no nos podemos contener la risa. Ja ja ja

Sonia. dijo...

JAJAJAJAA.... QUE BARBARA, SABES HE TENIDO UN DIA DE ESOS... TERRIBLES Y AHORA SI QUE COMO DICEN E MI TIERRA ME HAS HECHO REIR SIN GANAS... JAJAJA

MUY BUENA HISTORIA NENA, ME ENCANTO.


GRACIAS POR CAMBIARME EL FINAL DEL DIA QUE NO ME QUERIA DORMIR ASI.

UN BESO NENA!

Ardilla Roja dijo...

Vaya con la bromita de tu mamá jajaja

Había escuchado lo de "ser un kleenex usado", pero lo del chicle también es bueno.

Un abrazo, Nancy.
Feliz martes.

CAS dijo...

jajaja, la verdad que esa frase "tacto de elefante" bien que le cabe a tu mamá.... y sí... se ve genético, como lo debe ser el encanto para contar anécdotas!!!
besotes amigacha!!!

Prado dijo...

El encanto que se transmite. Qué genial. Un abrazo fuerte para ti.

Rochitas dijo...

Nunca me gustaron ese tipo de bromas, pueden terminar MOOOY mal ...

Mariela Torres dijo...

Mirála vos a tu mamá, había resultado bromista también.
Yo no me lo habría tomado tan bien, es buena la amiga.

Besos.

Nancy dijo...

Comunidad de lectores Gt, tienes razón.

Ay Vivi, esa mi mamá siempre se ríe también y sólo de oírla me da más risa.

Sonia querida, qué gusto me da saber que te alegré al final de un día difícil. Ese es uno de mis objetivos.

Ardilla, ¿en serio existe lo del Kleenex? Guácala, es casi tan fea como la del chicle, sólo que creo que lo del chicle es invento de mi madre… no lo sé exactamente.

Cass, corazón, lo del tacto de elefante le va a mi mamá. A mí me va lo de elefante en cristalería. Y gracias por lo de contar anécdotas, mi mamá es muy graciosa para recordar sus fechorías. Creo que la próxima semana (si se da el dibujito) les contaré de una travesura suya que me causa mucha risa.

Apapachos, Prado, que lindo de tu parte.

Ay Rochitas, a mí tampoco. Creo que yo no salí bromista… pero la falta de tacto o el pulso para meter la pata… esos los tengo corregidos y aumentados.

Querida Mariela, yo no sé si hubiera entendido la broma, jajaja. La verdad es que a veces se me dificulta.

paola guillen dijo...

jajaj que bonita historia
ya me hacia falta leer tu post..
siempre muy buenos..