martes, 29 de diciembre de 2009

Un ardiente Año Nuevo

Hola a todos


Como imaginarán, este fin de año ha estado un poco movido, por eso he andado semidesaparecida. Pero no quiero terminar el año sin antes compartir con ustedes una historia que nos envió Maribel de Morales.
Como he dicho antes, las historias de Maribel y su familia son muy parecidas a las de mi familia... pero creo que en mi casa, a pesar de que casi todas mis hermanas eran piromaníáticas, nunca llegamos a estos extremos (...creo).
Los dejo con Maribel y los espero el 31 para que brindemos por un venturoso año 2010.
Apapachos, mil

Casi siempre en mis historias soy una expectante pasiva, en esta ocasión muy a mi pesar, soy la protagonista de un incidente con el que iniciamos un Año Nuevo poco usual.

No recuerdo bien cuántos años tenía en ese entonces, pero serían menos de 7.  Mi abuelita pasaba las fiestas navideñas y las de fin de año con nosotros desde que tengo uso de razón hasta que dejó de hacerlo unos pocos años antes de su muerte.  Era un personaje muy importante, ya fuera por sus ocurrencias, alegría, detalles para con los nietos, en fin, alguien decía que la  Navidad no estaba completa sin “la abuelita”.

Siguiendo nuestras tradiciones, hacíamos arbolito navideño y en el piso se hacía en nacimiento, adornado minuciosamente con figuras de barro, ranchitos, fuentes, ríos y el lugar más importante era para los Niños Jesús (eran 3) que se disponían de la mejor forma en el nacimiento para que cada uno fuera el más visto en este bello paisaje.

Se les vestía con trajecitos hechos especialmente para la ocasión, siendo ésta vez, unos vestidos en ganchillo y que en la parte de afuera tenían algodón de vivos colores con adornos muy bonitos.  Usaban gorrito y escarpines y en año nuevo se les sentaba en una sillita de madera laboriosamente tallada para ellos.

El arbolito era sin hojas, como estaba seco, se pintaba con pintura plateada en aerosol y se decoraba con esferas y figuras propias de la época.  Como en nuestros países tropicales no tenemos nieve en ninguna época del año, salvo en las cumbres muy altas que muy de vez en cuando cae escarcha, nos gustaba imaginar que nuestro arbolito tenía nieve, ya fuera con nieve artificial o con algodón blanco.

Junto al nacimiento se ponían veladoras, que se encendían a la media noche, justo cuando era el cambio de año y se rezaba por todos nuestros familiares y conocidos, deseando que ese año fuera mejor que el anterior.

Compraban para estos festejos cohetillos, estrellitas, bombas de luces, etc., todo para celebrar.  A mí me compraron las famosas estrellitas y como era chica no podía ni usar vela para encenderla y mucho menos un cigarrillo con el cual se encendían los cohetillos.  Así que mi abuelita con su buena intención e inocencia, me dijo que encendiera mi estrellita en la veladora del nacimiento.  Y vengo y le hago caso y una chispa cae en el algodón del arbolito y empieza a quemarse estrepitosamente todo lo que allí había. Cuando vimos semejante incendio todos los que estaban en la sala empezaron a gritar y se le unieron los que estaban fuera.  Como no podían apagar el arbolito el fuego ganó terreno y se pasó a la cortina de la ventana que estaba cerca, mi tía gritaba primero por el árbol, luego subió de tono cuando vio la cortina en llamas y por último los vestidos de los Niños Jesús, que también se habían encendido.

En un acto de desesperación vino mi tío temblores –que creo que con todas las cosas que nos pasaban, ya estaba entrenándose como bombero- arrancó literalmente el árbol del nacimiento con las series de luces colgando y lo sacó a la calle.  Menos mal que había una puerta muy cerca y conveniente, ya que el fuego no se apagaba.  Al fin lograron controlar el incendio y rescatar a los Niños Jesús que a pesar de que les quitaron sus vestidos, sufrieron daños considerables que ameritaron llevarlos a reparar.

Después de haber pedido cuentas de cómo sucedieron los hechos, creo que la única regañada en esta ocasión fue mi pobre abuelita, por haber dado el consejo a su nieta de encender la estrellita en la veladora.  Me recuerdo que lo único que hice fue solidarizarme con mi abuelita y lloramos juntas por haber hecho la travesura y también en agradecimiento a Dios de que ¡no quemamos la casa!.

Creo que los vecinos al ver el espectáculo dirían que éramos unos exagerados para celebrar, pues en lugar de quemar cohetillos y bombas de luces, quemábamos árboles adornados para recibir al Año Nuevo.




9 comentarios:

Mundo Animal. dijo...

HAPPY NEW YEAR 2010

  __$$$$$_________________$$
_$$$$$$$____$$$$______$$$$____$$$$
$$$$$$$$___$$$$$$___$$$$$$___$$$$$$$
$$__$$$$__$$$$_$$$__$$$$$$__$$$$_$$$$
____$$$___$$$$_$$$$___$$$$__$$$$_$$$$
___$$$____$$$$_$$$$___$$$$__$$$$_$$$$
__$$$__$$_$$$$_$$$$___$$$$__$$$$_$$$$
_$$$$$$$$_$$$$_$$$$___$$$$__$$$$_$$$$
$$$$$$$$$__$$$$$$$__$$$$$$$$_$$$$$$$
____________$$$$$___$$$$$$$$__$$$$

BRINDO......
BRINDO POR UN CAMBIO QUE NOS DE LA FELICIDAD.....
BRINDO POR UNA SONRISA DIARIA.
BRINDO POR LOS AMIGOS/AS QUE ESTÁN SIEMPRE AHÍ......
BRINDO POR TENER SIEMPRE FUERZAS
PARA LEVANTARNOS CUANDO NOS CAEMOS.....
BRINDO POR CONTINUAR SOÑANDO....
BRINDO POR LOGRAR ESOS SUEÑOS Y
BRINDO POR UN MARAVILLOSO Y FELIZ COMIENZO DE UN AÑO NUEVO ........ 2010, LLENO DE PAZ, SALUD, AMOR, TRABAJO Y MUCHÍSIMA FELICIDAD.
SAAAAALUUUUUUUDD!!!
CHIN-CHINNNNNNNNNNNNNNNNN

TU AMIGO, CHRISTIAN

SANDRA... dijo...

..♥♥..♥♥..♥♥..♥♥..♥♥..♥♥..♥♥.
♥..♥  ╔══╦══╗╔╦══╗  ♥..♥
♥..♥  ╚═╗║╔╗║║║╔╗║  ♥..♥
♥..♥  ╔═╝║║║║║║║║║  ♥..♥
♥..♥  ║╔═╣║║║║║║║║  ♥..♥
♥..♥  ║╚═╣╚╝║║║╚╝║  ♥..♥
♥..♥  ╚══╩══╝╚╩══╝  ♥..♥
♥..♥♥..♥♥..♥♥..♥♥..♥♥..♥♥..♥

amiga siempre un gusto leerte y si estos diasandamos con menos tiempo pero aca seguimos, te dejo saludos y mis Mas Sinceros Deseos Que Este Año Nuevo, Venga Lleno de Paz, Salud y Buena Vibra, Millones de Alegrías, Para Compartirla con Tu Familia y Amigos, besitosssssssssss

Leonel dijo...

Hola Nancy!!!
Qué buena historia!!! Yo solo sabía que Maribel había quemado el arbolito pero no conocía todos los detalles, jejejeje
Ahora ya está inmortalizada!!!
Apapachos,

Quien Sabe... dijo...

Mi Querida Nancy,

Si no te veo de aquí a mañana te deseo un Feliz Año y que el año que viene nos traiga cosas buenas y nosotros también podamos ofrecerle algo más.

Espero que tu fiesta de año nuevo no se vea incendiada como la casa de Maribel... La verdad es que es una manera distinta de celebrar el año nuevo jajajaja.

Un besote y me alegra haber compartido parte del 2009 de la mano contigo :)

Rochitas dijo...

y ahí si que quemaron lo viejo y dieron paso a lo nuevo.
que sin fuego logre el mismo efecto amiga, y gracias por todo ese afecto que siempre brinda.
LQM.

RMC dijo...

¡¡FELICES FIESTAS!!

ILUSION, PAZ, AMOR Y PROSPERIDAD
PARA EL NUEVO AÑO QUE ESTA A PUNTO DE LLEGAR.

¡¡¡FELIZ AÑO 2010!!!

UN FUERTE ABRAZO
RMC

norma dijo...

Nancy, la historia de tu amiga me recuerda a cuando hace mucho tiempo en lugar de lucecitas electricas en los arbolitos se usaban velitas, mi mamá una navidad encendió dichas velitas con la misma consecuencia que la de esta nena al árbol se prendió fuego y perdimos árbol y bolitas de colores.
Quiero aprovechar para mandarte un abrazo grande que termines bien el año y comiences el nuevo con mucha felicidad. un abrazo y un beso.

tag dijo...

!!Feliz Año Nuevo, Nancy!!

Este año 2009 he pasado silenciosamente por tu blog, a leer tus historias citadinas y a ver tus dibujitos, que me encantan.

El proximo año espero participar más activamente y brindo por eso.

Un besito

paola guillen dijo...

yo tambien queme el arbolito cuando tenia 6 años, nomas q yo solo me acerque al arbol con la estrellita ya encendida...