domingo, 28 de junio de 2009

Amor de hermanos

Yo creo que a mi hermana menor le afectó no haber tenido hijas, sólo varones. Por eso, cuando compró su perrita, la "Coqueta" se volvió medio loquita y la trata como si fuera persona. Tanto es el amor que se manifiestan (entre mi hermana, sus hijos y la perrita y sus respectivos descendientes) que incluso se dan picos en la boca (digo, entre boca y hocico).
Un día, mi sobrino menor llevó a la Coqueta al colegio pues debían llevar a sus mascotas. Él estaba como en parvulitos, creo, o no más del primer grado. Los niños se divertían mucho viendo cómo la Coque le daba besitos en la boca al Nano (mi sobrino), así que empezaron a cantarle:

¡Antonio tiene novia! ¡Antonio tiene novia!

Mi sobrinito se molestó y les dijo en tono serio:

- No sean tontos, ¿no ven que es mi hermana?

¡Plop!

21 comentarios:

Alejandro Ramírez dijo...

Un problema de perspectiva, creo.
Pobre muchacho, desde esa edad y ya le crean confusión y con lo fácil que es crear un problema psicológico en un niño.

Un abrazo.

JDAO dijo...

Al igual que toda creencia, los padres tienen la culpa de la semilla que colocan en los niños.

Maru Luarca dijo...

Hasta hoy regreso por este rumbo blog y me encuentro esta historia tan tierna de tu sobrinito. Casi puedo contar las mismas, porque mi hermana también está loca por sus animales (antes perros, ahora gatos)...

Becca dijo...

jajajaja me encaaaanta yo siempre quise tener un perrito, me encantan
Pero mis papas no lo permitieron, ahora me da tristeza tener uno y que este solito todo el día.

tal vez mas adelante, te aseguro que yo igual que tu hermana.

Guatemalan Genes dijo...

JEJE, Mi hijo igual adora a su perro Dante.

Te iba a decir de otro lanzamiento de otro amigo escritor el miercoles pero el jueves me voy y para variar estoy atrasada en todo!!!

Seguimos en contacto.

Abrazos,

PS. Tu hermana a visitado mi blog que gusto!

el Kontra dijo...

Solidario con la family tu sobrino, jajaja... de paso me encantó el aula donde estudia.

Saludos maestrísima :)

La Vivi dijo...

Que lindo es tener una mascota tan querida que es parte de la familia.Los ninos y los animales, especialmente los perros dan amor sin condiciones y eso no es problema, el problema esta en los adultos negativos quienes no inculcan compasion a sus ninos.

Freak dijo...

Qué niño tan dívino, qué buena respuesta. A mí no se me habría ocurrido.
Yo tengo una relación así con mi gata, como de humanos.

Un beso enorme y muchos apapachos.

Siempre con historias tan lindas que siempre recuerdas. Y qué bonita familia tan numerosa.
Leí lo de Mónica y me entristecí mucho. Buscaré esa historia para comentalo ahí.

Mua.

Isold dijo...

Que casualidad, yo tampoco tengo niñas solo dos chicos,y los mios tambien se dan piquitos con Boni nuesta perrita jajaja.
Hasta pronto guapa.

LUNA dijo...

jajajajajajajaj Es que me caigo!!!!
Y es que si quieres sinceridad, que hable un niño!!!!
A mi marido le pasó como a Becca, que nunca le dejaron tener un animalito en su casa.
Cuando mi hijo pequeño cumplió 4 años, (ya hace 30) que también mostraba un amor desmedido por los animales, le regalamos un Tekel de pelo largo.

Bueno, hize un post y todo, que hablaba Gos, que asi se llamaba el perro,
Luego tuvimos una gata, Grisi, y ahora dos perritas yorckshire enanas, Luna y Tori, que hacen las delicias de casa.
Cuando compramos a Gos, mi hijo, repito de 4 años, cuando le preguntaban como se llamaba el perro: dcía se llama Gos Martinez Rufes. Y se quedaba tan ancho.
Él también tiene dos perritos en su casa. Coco y Chiqui.
Un esito
Un besito

Tamara dijo...

Hay que dejar hablar a los chicos... :)
A veces los hacemos callar, pero son tan sabios...
Fijate que el muchachito tiene clarísimas las prioridades...
Qué bien retratada quedó la escena en tu dibujito!!
Besos!!

norma dijo...

Y claro, la perrita era la hermana, si uno la trata como de la familia, que menos, en casa es mi culpa que mis gatos sean tan mimosos, se portan mejor que muchos humanos. Y son bien limpios. no orinan dentro de la casa, piden salir, piden entrar, y con los perros lo mismo, solo que estos dos los tengo siempre afuera con cucha.
Me encantó tu historia. y me reí con la salida de tu sobrino.10 puntos.

norma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DIANA dijo...

Querida Nancy...

Me hiciste recordar...que uno dice cada barbaridad!!..jajaja
Yo tenia una perra que la amaba, una hermosa rottweiler, que era parte de la familia. En una ocasión llegué alborozada a casa de mi madre: Voy a hacer abuelaaaaa!...y ella entre asombrada y asustada dijo: pero, tus hijas aun son muy chicas...
Yo: mis hijas?...noooo..me va a hacer abuela, Tasha mi perra querida!!

cierto que llegan a ocupar un lugar primordial en la familia =)
que graciosa anecdota la tuya !!

roberto dijo...

Super la historia. Tiene muchas figuras... jajaja. Saludos amiga.

roberto

L. S. M. S.© dijo...

Jajajajaja!!! Me gustómucho esa anécdota. Así son las cosas como una pequeñaconcha de mar,la abres y sale un munndoo....!!!

Saludos!!

(Como vez cambié de dirección)

SETH dijo...

jejejejeje, es cuestion de familia, jajaja ah no, no se que poner me dio mucha risa y me gustooo

paola guillen dijo...

me gusto!!!!
jejejej

LadyMarian dijo...

jajaja!! Es una familia parecida a la de Stuart Little, el ratoncito de la película (no sé si lo conocerás)

Veo que has renovado el blog!! Me gusta mucho. Tus dibujos se lucen muchísimo. Te felicito!

Besos

Lujo dijo...

Hola Nancy,
jajajajajaj....Me has hecho soltar una carcajada. Tus sobrinitos son unos cracks!!!
Nunca he tenido una mascota, pero parece que es una más de la familia.
Son un encanto!!
La anécdota es genial y el dibujito es maravilloso. ¡¡Ni te imaginas lo que los disfruto!!
Abrazotes!!

Alexxx dijo...

jajaja los ni;os siempre con sus respuestas!!!