sábado, 14 de febrero de 2009

Sábado literario

Queridos todos,
Quien me conoce sabe que lo mío no es la literatura, sin embargo, me enganché con un proyecto de Mercedes, así que los sábados hago mis pininos literarios intentando producir un cuento cada vez. El de hoy corresponde a la serie "La vida de las cosas", pero por ser el día del cariño había opción de escribir un cuento de amor. El mío, como no estaba preparada psicológicamente, es de desamor.

Los dejo con un
ROMPIMIENTO

¡Eres un tonto! Un tonto y un desconsiderado. Siempre lo he dicho pero mi opinión te vale madre. Conduces como un enfermo mental, abusas del licor, de tus reflejos, de mi motor y de mi diseño reciente. ¿Eres sordo? ¿No oyes cuando mis pobrecitas llantas claman piedad en cada curva que agarras a 100kph? ¿No escuchas mi motor cuando te grito que ya no tengo una sexta velocidad?
¿Acaso eres ciego que no puedes ver cuando te advierto que vas por encima de la velocidad máxima permitida? ¿Eres tan ciego que no ves los pidevías de los demás, los semáforos en rojo, las señales de tránsito en general?
Dices que soy una chatarra que no sirve, cuando me rehúso a cooperar. Me golpeas, me insultas. ¿Qué clase de vínculo podría nacer entre tú y yo?
Lo siento, es hora de terminar. Crees que esta vez sí te desharás de mí y me venderás al mejor postor. Ignoras, pedazo de tonto, que es a mí a quien se le acabó la paciencia. Hoy no arranco. No señor, no se me da la gana arrancar. Te fregaste, te va a salir caro. Aunque te deshagas de mí te voy a hacer pagar caro el trato que me has dado. Esto incluye pago de grúa, pago de taxi para ir a trabajar y el pago del anuncio clasificado (cuyos precios están por los cielos) para venderme.
¿Cómo te quedó el ojo?

22 comentarios:

Anónimo dijo...

llegue atu blog porq comentaste en otro blog q no te gustaria vestirte
de colegiala

si es la fantasia de muchos mujer!!!!!!!!!!!

Marina dijo...

Gracias Nancy por tu comentario y por seguir mi blog.El tuyo me ha gustado mucho.Un saludo

Anónimo dijo...

Se oyó como una mujer reclamándole al hombre, jiji

cristal00k dijo...

Y es que hay veces, que está un@ hasta los c*+çjrs ¡di que sí!
Original y bien compuesta tu solución al tema del desamor!
Besazo con apapacho

SeaSirens dijo...

Buen relato para este día de miradas especiales y literatura sabática entre blogs.

Me ha gustado tu escrito, por ser la vida de las cosas, en este caso, un coche desfasado.
Enhorabuena!

Besos literarios!

Mercedes dijo...

Hola, Nancy:
Acabo de aterrizar en tu blog. estoy molidilla, ya sabes, el día ha sido intenso. He tenido algunas sorpresillas que me han gustado mucho.
Este relato tuyo es una de esas sorpresillas. Un coche con dos pares de ruedas, sí señor, jajajj

Un beso de tornillo y arandela.

Maat dijo...

Con esa forma de circular lo mejor ha sido que se niegue a arrancar.
Un verdadero acierto.

Entretenido cuento.

Saludos. Maat

Gracias por visitar mi blog.

SETH dijo...

yo digo que tienes razon
el carro no es un objeto es un ser con vida que nos transporta, arriba el super chevy, el mio pronto sera un corolla,

Becca dijo...

jajajaja pobre carriiiito... que historia mas linda..

Lena dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJA!

Siempre me haces reir...con tus cuentos de miedos y aparecidos me ausuto y también me río...y éste....jajaja...muy bueno...ya sé por qué mi primer coche me dejaba tirada...jajajaja!

Muy buen relato, Nancy!

Un besito con apapacho!

roberto dijo...

Buen relato amiga. Saludos y feliz dìa de la amistad.

roberto

Margot dijo...

En primer lugar agradecerte tu visita y comentario a mi Cajita. En segundo... frena el carroooo, jajaja. Muy buenooo, si señor.

Gracias por compartirlo

Un beso grande.

Serio Y. Pérez dijo...

Adoro estas parejas de toda la vida. Ya se arreglarán entre ellos. Saludos

XoseAntón dijo...

Jajaja, muy bueno. Desde luego se lo merece, por mi parte que no arranque; así debiéramos de hacer todos, cuando alguien nos maltrata, apagarse a él.


Bikiños

el VERDE !!! dijo...

Hola Nancy... el sábado pasado iba dando de improperios al igual que el auto protagonista de tu relato.

Tenía AÑOS de no meterme al tráfico de los sábados por la tarde / noche... q te diré, la experiencia fue traumática: mara q una pidevías, los q se te atraviesan de golpe, camionetas, taxistas, peatones, los q manejan sin luces, los q te obligan a frenar, los casi te topan...

ufff, menos mal fue sólo por un par de horas.

Alexxx dijo...

saco las uñas el super chevy!!

Mari Carmen dijo...

Jajaja, muy bueno, desde luego, una venganza estupenda :)

Felicidades por tu escrito, es estupendo :)

Un abrazo

Alfredo Vicente dijo...

Pobre el carro, pero exigió sus derechos que chistoso. Saludoss

Luisa Arellano dijo...

Pues el pobre coche hizo lo mejor ¡si señor, ahí, mandando!

Muy original tu cuento, Nancy. Le has dado vida con humor. Me gustó mucho!

Me leo todo lo que tengo atrasado por mi viaje de fin de semana y te mando un montón de apapachosssss

Chapolita dijo...

Por aquí visitándote. ¡Qué historia! No sólo los carros se sienten así amiga...

Juan Carlos Lemus dijo...

hola, musa de las dècimas.
yo tuve una moto a la que le hablaba con tanto cariño y odio. un dìa, casi la tiro entre un barranco, de veras, pero pensè que podrìan despuès buscarme y hacer tràmites y etcètera. acabè regalàndola. y tenìa un carro al que le hablaba de mis problemas. Pobrecito poeta que era yo.
abrazos y veo que estàs en plena euforia literaria, eso es bueno. te sugiero qu esubas aquel breve que una vez leì por ahì. esta`buenìsimo.

Zarek dijo...

a mí me habla así y lo mando a la huesera! :D