lunes, 9 de febrero de 2009

¡Sin frenos! (Como que me cuidan I, Dura de matar y de morir IV)


En el último post sobre "Dura de matar", la bloguera Nicté hizo el siguiente comentario: "Como que te cuidan Nancy".

Y es cierto. Aquí donde me ven, he salido bien librada de muchas situaciones peligrosas. El comentario disparó mil recuerdos en mi mente. Este es uno de ellos:

Hace un año, a lo sumo, mis hijas y yo nos fuimos de paseo a la costa con mi amiga Miriam y su sobrina. Dejamos al súper Chevy en casa de mi amiga y nos fuimos en su carrito. Regresamos de noche y al querer arrancar al Chevy, me di cuenta de que el pobre no tenía batería. Había pasado toooodo el día con las luces encendidas.

El hermano de Miriam nos dijo por teléfono cómo arrancarlo empujado. Como la calle donde ella vive es muy inclinada, empujar sería lo de menos.

Sin embargo, resulta que yo soy mera pilas para esas cosas y no pude arrancarlo. En cambio, el carrito alcanzó gran velocidad en segundos y yo no podía frenar pues mientras el motor no arranca, los frenos ni en cuenta.

Así las cosas, me fui cuesta abajo como en una montaña rusa. No sólo no podía frenar sino que el Chevy no tenía luces y la calle estaba oscura. Si venía un carro en la calle perpendicular, no podría ver que el Chevy se aproximaba. Así que rogué por que no pasara ningún carro, pero, oh, terror, yo sí pude advertir las luces de un vehículo contra el que me estrellaría al llegar ambos a la bocacalle.

Sólo me aferré al timón y frené con todas mis fuerzas. El Chevy se detuvo como por arte de magia, y a medio metro, a lo sumo, pasó hecho pistola el vehículo cuyas luces había advertido.

No me pude explicar cómo fue que a último momento mi carrito paró, sólo puedo pensar que a lo mejor es cierto que "me cuidan".

11 comentarios:

SETH dijo...

Taaaaaaa taaaaaa taaaaa ta, en serio que te cuidan, si hubiera sido yo fijo me choco, en eso si tengo mala suerte, menos mal tienes tus angelitos.

Johan Bush Walls dijo...

Que bueno que saliste bien librada del percance maestra, pero para la próxima mejor tomar precauciones, está bien tener ángeles de la guarda y esos rollos, pero mejor cuidarse uno mismo.

Salú pue.

Becca dijo...

vaya si no te cuidan!! ja

El ultimo De Paz dijo...

La mano invisible del mercado, la mano de Dios, la ley de la atracción, expedientes secretos X.
Lo cierto es que esto pasa mas veces de lo que nos enteramos. Solo tratemos de recordar un poco. A mi, seguro que me ha pasado mucho, pero si no es por el comentario no caigo en cuenta de lo común que puede ser.

Alexxx dijo...

a la gran!!! Que salvada!!!
Ese super chevy debe de contar grandes historias y travesias.

el Kontra dijo...

Uuuufff, menos mal maestrísima, que grueso haber estado en esas. Abrazote.

Luisa Arellano dijo...

Tienes por ahí algún espíritu protector, Nancy. No cabe duda.

Un beso, sra. protegida :)

Alfredo Vicente dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alfredo Vicente dijo...

de verdad que escuchar la historia me puso los pelos de punta, hasta de último... cuando a mí me han sucedido esas cosas agradezco a
Dios por ello. Qué bueno que no le pasó nada y ahora lo está contando, saludos!

SETH dijo...

Nancy no has visto una pelicula que se llama el protegido, la protagoniza Bruce Willis, para mi que tu sos el clon de el, por eso sos dura de matar, de dar mordida, la protegida, tene cuidado sino vas a parar en sexto sentido.XD

Miss Penny Lane dijo...

ooorale... mano q estress!!! yo me hubiera tirado a lo james bond del carro! jajajaja