viernes, 15 de mayo de 2009

El hombre que veía venir la muerte II

Con tanta lluvia ha estado fallando el Internet. La señal ha estado intermitente. Me hace parecer pesada cuando chateo pues aparezco conectada o desconectada según el humor de la conexión… y lo peor es que dejo con la palabra en la boca, digo, en el teclado, a mis interlocutores…
En fin, como ¡otra vez es viernes!, día de historias de espantos, aparecidos, situaciones sobrenaturales et al., pues intentaré dejarles desde temprano (hora chapina) la historia de hoy.
¿Recuerdan que les prometí una serie con las premoniciones de mi papá respecto de la muerte de familiares? Ya el 1 de mayo conté la más reciente, la que tiene que ver con la muerte de mi tío Tino unos días antes. A propósito, ese mismo viernes, por la noche, falleció mi abuela materna. Es curioso pero esa muerte no la soñó mi papá.
Entonces aquí les va esta otra que sucedió hace muchos muchos años, en Quetzaltenango, ciudad donde mi papá nació y donde vivió sus años de infancia y juventud. Y bueee, esta vez no lo soñó, fue algo más estremecedor.
Una noche mientras mi papá se disponía a dormir escuchó ruidos, curioso volteó la cabeza y dirigió la mirada al lugar donde provenían aquellos sonidos. Vio abrirse una puerta y, de pronto, apareció la figura de un anciano de largas barbas y bigote enrollado a la usanza de finales del siglo XIX. Llevaba un puro ¿o una pipa? entre los labios. El hombre avanzó lenta y pesadamente por un pasillo, le dirigió una mirada al chico (mi padre) y siguió rumbo al dormitorio de la abuela materna de mi papá, quien estaba ya muy viejita y enferma.
Mi papá, aterrado, salió corriendo en busca de su mamá y le contó de esta extraordinaria visita. Mi abuela le explicó:
-Era tu abuelo, hijo. De seguro vino por mamita. También yo lo vi, estuvo parado allí (y le señaló un punto de la habitación donde estaban).
Aquella noche ocurrieron en esa casa otras cosas extrañas que no recuerdo (es posible que complete más tarde la historia si llamo a mi papá y le pido que me la cuente otra vez).
Y tal como lo anunció mi abuelita paterna, aquella noche dejó de existir su mamá, abuela de mi padre… mi bisabuela. Quiero pensar que mi bisabuelo realmente llegó por ella.

11 comentarios:

Lujo dijo...

Hola Nancy,
Es este momento que te escribo son las 15:16 min. Te lo comento como curiosidad para dejarte claro ;) que me niego los viernes a mirar tus historias si es de noche ;) ;P . Tengo mucho respeto a las anécdotas que contáis y sé que lo pasaría un poquito mal si lo leyera antes de irme a dormir.

No te preocupes, los problemas con la conexión de internet no son exclusivos de tu país. Por aquí también los sufrimos.

Me ha sorprendido mucho la historia que tu padre recuerda. No quiero ni imaginar el temor que pasaría. Pobrecito!

Mi más sentido pésame por la pérdida familiar que has sufrido.

Intenta cuidarte TODO lo que puedas y muuuucho más.
Muy buen fin de semana!!
Miles de Abrazotes enoooormes, de corazón!

Freak dijo...

Qué bonito. No sé si tu papá pasó mucho miedo, aunque pienso que si es el abuelo quien viene a buscar y se lleva a la abuela, la imagen es mucho más bonita para que un niño o un adulto podamos entender la muerte. Es mucho mejor que las imágenes terroríficas que a veces se le asocian.
Como ejemplo, las calaquitas que pueden tener una simbología siniestra o tierna, según quien lo interprete.

Qué bonita historia, pregúntale más detalles a tu papá y a ver si tuvo miedo del señor con barba.
¿Tu papá es una especie de medium? Al menos está claro que tiene un sexto sentido muy desarrollado, no?

Apapachos muchos!!!

Nancy dijo...

Hola Lujito, creo que tenemos 8 horas de diferencia, voy a corroborar. Tienes razón la historia de mi papá es sorprendente y tiene muchas otras a cuales más impresionantes. A mí me gustan mucho, pero no me gustaría ser como él porque yo sí que soy miedosa, jajaja. Grcias por tus condolencias. Fue duro para mi mamá pues en la misma semana perdió a un hermano y a su mamá. Apapachos también para ti, Lujo.

Freak. Creo que mi papá, después de tantas cosas que ha visto, soñado, sentido y vivido, pues ya no debe temer a la muerte. Pero en aquella época sí sintió mucho miedo.
No sé si es una especie de medium, vidente o loquito, lo cierto es que tiene como bien lo dices un sexto sentido muy desarrollado. Tengo historias suyas para entretenerlos por muchos viernes más. Hay una, mi favorita, que he querido investigar, pero bueee, en otra vida será. Ya les contaré.

SETH dijo...

AH PUES TU PAPA ES MUUY BUENA PERSONA, JEJEJE SI YA TUVE EL GUSTO DE CONOCERLO, SOLO DECILE QUE NI ME SUEÑE, PORQUE TA FREGADO, EL OTR AÑO ME QUIERO CASAR ASI QUE AUN TENGO UNA VIDA POR DELANTE, JEJEJE, INTERESANTE TU HISTORIA ME ACORDE DE OTRA PERO TE LA CONTARE MAS ADELANTE, SALUDOS Y GRACIAS POR LOS ANIMOS

Alejandro Ramírez dijo...

Me encantan, me encantan estas historias de los viernes. No sé si será verdad o mentira, pero las disfruto mucho. Aunque pienso que es muy bueno leerlas pero debe ser horrible vivirlas.

Todavía me da vueltas la del ángel en la gasolinera (que no recuerdo si fue un viernes).

Un gran abrazo=apapacho.

Freak dijo...

Pues pregúntale, que te cuente muchas cosas. Las historias reales me conmueven. Muchas gracias por compartirlas con nosotros, Nancy.
Un beso para tu papá y para ti.

DIANA dijo...

Hola Nancy...

la verdad creo que es mejor pensar que ambos estan juntos y eso es mucho mas reconfortante...

Abrazos =)

Diana

Any dijo...

No es la primera vez que escucho este tipo de historias, y mirá que soy miedosa, pero pensar que alguien viene a "buscarte" en el momento de partir no me parece nada mal, al contrario me alivia.
Será asi? Algún día nos enteraremos
Un gran apapacho querida Nancy

paola guillen dijo...

es una historia linda, apesar de todo.

si llama, llama........

Nancy dijo...

Ay, Seth, siempre con tus ocurrencias, jajaja. No te preocupés, porque lo de los sueños es solo con los de la familia, así que no creo que corrás riesgos... en cambio yoooooo... gulp.

Alejandro, yo también disfruto de estas historias. Son ciertas, al menos la forma de percibirlas quienes las contamos. Lo del ángel en la gasolinera... no la publiqué en viernes pues pensé que quizá no era un fenómeno paranormal. A lo mejor las bombas de gasolina sí pueden funcionara apagadas y el señor era tan delgado que quedó oculto detrás de un poste. ;)

Ay Freak, si te contara. Quiero grabarle un día la historia más impresionante que me han contado en la vida. Ya la contaré. Y te prometo muchas otras historias de sus sueños. Es increíble.

Sí Diana, es lo que yo creo. Ojalá todos nos reuniéramos con los seres queridos después de esta vida. Ya tendremos tiempo de enterarnos cómo es el asunto.

Justo es lo que le acabo de decir a Diana, Any. Qué lindo sería no estar solitos en ese trance, poder pasar el umbral abrazados a quienes queremos tanto.

Paola, cuando llama... llama, jajaja, me hiciste recordar un cuento de Marco Augusto Quiroa de la muerte en una sala de belleza. Ya lo buscaré.

LadyMarian dijo...

Nancy, he leído recién las 3 entradas de esta serie seguidas... Y son las 21.30 hs... Mmmm. Espero poder dormir... ;)
Besos