sábado, 16 de mayo de 2009

Sábados de Mercedes
La ventana indiscreta

Tengo que confesarlo: a mí la literatura no se me da. Pero como ya había hecho un compromiso, pues ni modo, debo cumplir con mi historia para este sábado literario: una actividad que un grupo de blogueros realiza por iniciativa de Mercedes, una increíble escritora.
Y buee, aunque aquí todavía es sábado... en otras latitudes (como España y Sudamérica, de donde proceden mayoritariamente los participantes de esta actividad que hoy conduce Cass) pues ya es domingo. Lo siento mucho, no dependió de mí la publicación tan tardía. Aquí los dejo con mi propuesta para

La ventana indiscreta

Había una vez una familia de ventanas destinadas a la casa de una familia humana. Como todos saben, la indiscreción es parte de la naturaleza de las ventanas, lo llevan en su ADN, por esa razón, los dueños de la casa dispusieron colocar hermosas cortinas para ayudar a la decoración de su vivienda y, de paso, para evitar que su intimidad estuviera en ojos y boca de todo el vecindario.
El ventanal de la sala fue reforzado con un polarizado que permitía ver de adentro hacia fuera pero no a la inversa. Por eso todo lo que allí pasara, allí se quedaría.
En el comedor se colocaron alegres cortinas floreadas que permitían entrar la luz a borbotones, pero que no dejaban salir ni un reflejo.
Los dormitorios, en cambio, no solo fueron decorados con bellos cortinajes, sino que además con prudentes persianas. Y así todas las ventanas de aquella casa quedaron convenientemente vestidas de manera que se vieran decorativas pero sobre todo que protegieran la intimidad de la familia.
Todas, menos una; la más pequeñita e indiscreta: la ventanita del cuarto de baño.
Ubicada en la parte alta de dicho ambiente, la indiscreta ventana tenía pleno dominio del área de ducha, de la tina, el inodoro y el lavamanos. Allí a diario era testigo del streaptease de los miembros de aquella familia… incluso de los momentos más embarazosos.
Aquella pequeña y, en apariencia, inofensiva entrada de luz y de ventilación hizo las delicias del viento que a su paso por el lugar se regocijaba con las intimidades del usuario de turno. La ventanilla indiscreta también proporcionó entretenimiento a los rayos del sol y de la luna que por turnos reían y se divertían con las cosas que los humanos hacen cuando están solos en dicho lugar.
Hasta las aves, los gatos y otros bichos invertebrados que acertaban a pasar por aquella ventana fueron testigos de todo tipo de situaciones que a través de sus cristales podían verse.
Y así la ventanita pasó muchos años divirtiéndose con sus indiscreciones sin que los habitantes de la residencia imaginaran siquiera que mañana, tarde y noche eran objeto de observaciones indiscretas.


34 comentarios:

Mercedes dijo...

Qué relato más tierno y a la vez divertido. Lo has contado como un cuento y me he sentido una niña escuchando. Estos humanos no saben que siempre hay alguien que les observa, quizás esa ventanita insignificante que se abre en el baño y a la que nadie presta mucha atención. Las ventanitas de los baños son el travieso de la familia, jajajja.
Un abrazo, Nancy.

Lujo dijo...

Hola Nancy,
Me parece una preciosidad lo que has escrito. Es una maravilla,
Mercedes tiene razón, es como un cuento.¡¡Maravilloso!!. Me ha hecho sentir sensaciones tiernas, mágicas...
Mi niña, tienes un arte y un duente Impresionantes. Felicidades!
Cuidate!
Disfruta de este día de domingo.
Abrazotes hipervitaminados!

alfredo dijo...

...Es un cuento precioso y atractivo, además de original, porque le has dado la vuelta a lo que hubiera sido lo covencional y en vez de ser los humanos los protagonistas del "fisgoneo" éstos quedan desnudos ante presencia invisible de la Naturaleza, que además, dicho sea de paso siempre nos espía con ojos mas limpios.

Un beso

gustavo dijo...

en mi cuart0 de bañ0 hay una ventana. esa ventana da a un c0rral entre la ventana y el cuart0 de bañ0 hay una c0rtina verde, de esas delañ0 de la pera y del t0mate, de esas que al subirlas hay que tirar de una cuerda y que al ser antigua se ha quedad0 atascada. p0r l0 tat0 asi permanece. inam0vible. quietica,impaible. y c0m0 en la ventana hay cristales y c0m0 en la ventana suceden c0sas..la ventana ha sufrid0 algun desperfect0 llamad0 r0tura de cristal.mas al estar la impedimenta de la persiana inam0v0ble, ese cristal sigue r0t0 y n0 enter0. asi que el aire del c0rral entra desde l0s sigl0s de l0s sigl0s amen al servici0 de mi casa...
en las actividades humanas realizadas en tal siti0, el vienteciil0 c0rtad0 p0r las varillas de la persiana entra , se queda, sale...se l0 pasa b0mba. hasta ya s0m0s amig0s cre0 y0¡¡¡¡
gracias, nancy.

gustavo dijo...

ahhh, mi tia sigue viva. que pena¡¡¡¡
su agüela de usted segur0 que n0 es inm0rtal?

Julia: dijo...

Hermoso cuento, mostrando la indiscreción en otro matiz.
Nunca se me hubiera ocurrido, precioso.
Buen domingo.
Que bonitos dibujos.

Any dijo...

Hola Nancy me encanto tu historia, nunca se me hubiera ocurrido pensar en la ventanita del baño, pero claro en la mayoria de los casos también el baño tiene ventana! Y todas las cosas que podrían verse alli ... ouch que momento! jajajajaj con razón todos se entretenían tanto espiando por esa ventana :)
Ademas el cuento viene con su correspondiente dibujito como siempre! Sos una ídola
apapachos y besos

Luna dijo...

Como dice Alfredo, has heho algo que no se nos ha ocurrido a los demás, contar la historia de las ventanas, no de los personajes.
Eso demuestra, a lo contrario de lo que dices, que tienes una gran inventido y que los cuentos si se te dan bien.
Un besito.

norma dijo...

Hola, nobleza obliga, te quisiera confesar la verdad, es la primera vez que veo tu blog, y es la primera tambien que te veo en la lista, sabrás perdonar, así que te agradezco primero y te comento que no soy un critico de arte pero en mi humilde opinión tu relato es muy original y bien escrito, porque mientras todos miraban de la ventana hacia afuera tu lo has hecho al reves, de la ventanita hacia adentro, y eso es lo original.Muy bueno te dejo un beso y otra vez gfracias.

Balamgo dijo...

Una bonita historia de indiscreción.
Siempre hay que tener cuidado con todas las ventanas, incluidas las pequeñitas... :)
Preciosa historia.
Un saludo.

tag dijo...

Nancy,

No conocia tu blog, es la primera vez que lo visito, y el relato que nos has contado es diferente a los demas.
Aportas un nuevo enfoque.
Todos nos hemos decantado por ventanas más habituales de la casa.
Pero esa ventanita tuya del baño, jajaja, está muy bien, es un mirador de fuera hacia dentro, para que la Naturaleza tambien nos espie.
Enhorabuena.
Un beso

Felisa Moreno dijo...

Muy bueno, no sé que más añadir a los comentarios que ya te han hecho, incido en la originalidad del relato y sobre todo, en lo bien escrito que está.

Un beso

Tamara dijo...

Que lindo relato, menos mal que no se te daba bien la literatura... :)
No podemos escondernos del todo, siempre un agujerito se nos escapa y nosotros muy tranquilos pensando que nadie nos ve... Que bien lo debe pasar esa ventana olvidada...
Me encanto...
Besos!!

Nancy dijo...

Mercedes, mil gracias por tu forma de leerme... Apapachos.

Lujito, gracias también por tus palabras. La verdad, me han dibujado tremenda sonrisa y me alegran el domingo. Apapachísimos, amiga.

Alfredo, así como lo describes... ay, hasta a mí me ha gustado. Gracias, gracias, qué bien me siento. Viniendo de un escritor como tú... casi me siento desmayar.

Gustavo, tienes el arte de hacerme reír, de ayudarme a pasar genial el momento.
Por cierto, confirmado, mi abuela descansa en paz, con todas las de ley, desde el 1 de mayo pasado: el mes entrante iba a cumplir 102 años oficiales, pero yo digo que tenía más.

Julia, gracias por tu comentario. Por lo de mis dibujitos también. Me haces sentir muy bien con tus palabras.


Any, Any, gracias mi queridísima Any, siempre con palabras tan lindas y dulces ¿Qué te digo? Estoy feliz...

Luna, qué feliz me haces. De verdad que tus palabras me hacen inflar el ego. Este ha sido un gran domingo para mí. Gracias.

Norma, tienes razón. Es que casi no me da tiempo de participar porque los viernes publico otro tipo de historias, entonces el sábado casi no me queda tiempo para participar. Te agradezco el comentario, estoy muy feliz. Gracias, gracias mil.

Balamgo, tienes razón. Sabiendo que cualquier cristal es tan indiscreto... no hay que fiarnos.
Gracias, mil.

Tag, y bueee, yo he leído muchos comentarios tuyos en otros blogs, casi podría decirte que te conozco. Pero no es cierto, tampoco he ido por tu blog muy seguido. Gracias por tus palabras, me emocionan.

Felisa, viniendo de una escritora como tú, ay, no sé que decir. Me siento honrada y feliz. Gracias por tus palabras, apapachos felices

Tamara, gracias también a ti. Tienes razón, hay que cuidarnos hasta del agujero más inofensivo... nunca se sabe qué o quién nos observa desde allí.

Queridos todos y todas, ¿qué puedo decirles? perdonen si no soy original en mis comentarios hacia ustedes. Es que me siento muy emocionada y feliz ante sus comentarios que son un gran estímuo. Me hicieron el día, soy muy feliz. Apapachos felices para todos y un GRACIAS gigantezco proque no encuentro una mejor palabra para todos ustedes.

Lujo dijo...

Hola Hola Nancy,
Tú si que emocionas con lo que dibujas y escribes ;)

Mi niña, creo que la inteligencia nos atrae a muchas (sniff snifff ;P )....Nunca había pensado que, tal vez, no fuera demasiado "bueno" sentirse atraída por ello. ;P
Abrazotes enormes y termina de pasar una tarde de domingo estupenda!!

Mimí dijo...

Tierno, encantador tu visión sobre la indiscreción.
Es la primera vez que veo tu blog, y me ha encantado.

Un abrazo desde los mares de Extremadura.

Ah, el enlace a mi relato:
http://xqsabes.spaces.live.com/blog/cns!202B4EDE27472E09!10243.entry

Mimí dijo...

Vale, ya se, eres Nancy!!!
Siempre me gustan tus comentarios, y ahora que me doy cuenta si ha´bía estado aquí, pero es que tengo un lío con lo de quién es quién.

Abrazos hasta Guatemala.

chonoman dijo...

Me ha encantado, no lo desperdicies como cuento para los niños es precioso, estoy de acuerdo con todo lo que te han dicho.
Con tu permiso lo voy a imprimir para leérselo a mis sobrinillos.
Besotes.
Paola.

Isold dijo...

Hola guapa....me ha gustado mucho, tienes mucha imaginación. Podrias dedicarte a escribir cuentos.
Aqui llevamos tres dias de fiesta,y por fin ya acabaron, que también cansan.

Besitos.

Carmina dijo...

un relato muy divertido, tanta precaucion con el resto de ventanas para subestimar a la mas pequeña, lo hicieron por su tamaño?, o por el lugar donde estaba ubicada, sea como fuere las intimidades de la familia quedaban expuestas... tiene mucha ternura este relato, y deja de manifiesto que si sabes escribir, porque llegas a la gente

Nancy dijo...

Ah Lujo, es que me he topado con cada tipo... pero bueeee, es otra historia. Apapachos y gracias por tus palabras y apoyo.

No te preocupes, Mimi, lo que pasa es que entre tanto blog y encima yo cambiando mi imagen a cada rato... pues no extraña que te confunda. Un abrazo

Paola, me emociona saber que lo leerás a tus sobrinos, mil gracias.

Isold, gracias por tus palabras, sabes que viniendo de ti me emocionan muchísimo. ¿Qué celebras?
Buenno, pues lo que sea, te mando un fuerte apapacho.

Carmina, muchas gracias, relamente me halaga tenerlos a todos ustedes que escriben tan bien, diciendo cosas bonitas de mi historia.
Un apapacho cariñoso.

paola guillen dijo...

q divertida estuvo.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Me he divertido leyéndolo, está escrito con mucha inocencia, no seas tan modesta,
un beso,
Juanma

mar dijo...

Muy bonito y dulce, me ha gustado tu forma de de darle la vuelta a la ventana
Un abrazo de Mar

Mad el Mago dijo...

Muy bueno, en mi casa la ventana del baño también tiene cortina, no puede regodearse, aunque de poco le iba a valer, siempre las puertas andan abierta...
Me gustó esa idea y como lo has plasmado. enhorabuena.

Nancy dijo...

Gracias Paola, yo me divertí mucho al escribirla. jajaja

Juanma, gracias por tus palabras. Y bueee, a veces un argumento tan "inocente" me parece poca cosa comparada con las hermosas cosas que ustedes escriben. Pero como le dije a Paola, me la paso muy divertida. Otro beso para ti y un apapacho.

Mar, gracias mil, eres muy amable. Va un apapacho cariñoso para ti.

Mad el Mago, jaja, la puerta es más indiscreta que la ventaja... Ah, eso sí es simpático. Muchas gracias por tu comentario.

SETH dijo...

y decis que no se te da, mmmm bueno la verdad me gusto mucho, y por eso la ventana del baño de mi casa esta super tapada jajananana aloja

Lujo dijo...

Hola Hola y Re-Hola Nancy,
Seguro que ese peluche de panda que conservas debe ser precioso. Te confieso que si no me hubiesen frenado...me apresan por llevarme un panda para casa. ;P
Eso sí, casi monopolizo la tienda de regalos con peluches y postales. ;P
Cuidaros mucho por casa ;)
Feliz semana. Seguro que ésta será bonita, bonita!!
Miles de Abrazotes llenos de sol!

Teresa Cameselle. dijo...

Qué divertido, Nancy, has acertado de pleno, si hay una ventana indiscreta, esa es la del baño.
Gracias por la visita.
Un beso.

Guatemalan Genes dijo...

Me encanto y me hizo pensar como actuamos cuando estamos solos al desnudo!
Que don para poder llegar a esa historia.

Cynthia

Nancy dijo...

Jajaja, Seth, siempre me haces reír. Gracias.

Lujito, mi Totoy ya está viejito pero un díá fue hermoso. Ahora sólo yo lo veo así.

Hola Teresa, bienvenida. Jajaja, me alegra que te haya divertido.

Cynthia, mil gracias. Yo misma me reí mucho de mí cuando lo escribía sólo de pensar si alguien viera las cosas que hago allí, Ay qué bochorno, jajajaja

Tèsalo dijo...

¡Què serà de mì, si alguna vez me topo con una de esas ventanas deleales! Mas, ¿y yo? Yo, yo quizàs, no mirarìa...

Me ha gustado, Nancy, tu relato.
Un saludo.

CASANDRA dijo...

.... pero me había perdido tu relato del sábado pasado..jajaj por suerte vine a buscar el de hoy, y lo encontré y lo disfruté muchísimo, lleno de ternura, frescura y originalidad. No faltan valores liteararios muchacha, los comentarios que preceden asi lo demuestran. besotes. y vuelvo por el relato nuevo.

Nancy dijo...

Tésalo y Casandra, mil gracias por sus comentarios. No los había leído... sorry, soy un despiste.