jueves, 4 de septiembre de 2008

Del origen de los chistes (I)

Como ya lo digo en el encabezado del blog, la realidad supera a la ficción y hasta la alimenta. Y esto se aplica en todos los aspectos de la vida, hasta en los chistes.
Así que, a solicitud del público que me lee aunque no me deje mensajes, aquí les comparto un par de ocurrencias de familiares de un tío político oriundo de San Vicente Cabañas, Zacapa.
Vacas media sangre
Estaba un día el papá de mi tío político viendo pastar a sus vacas cuando los del censo pecuario llegaron con él.
-Buenos días don Toño
-Buenos días
- Cuéntenos ¿cuántas vaquitas tiene? etc., etc., etc.,
-¿Que raza son sus vacas, don Toño?
- Son media sangre, respondió
- ¿Una mezcla de Holstein y Pardo suizo?
- No hombre, media sangre porque la otra mitad ya se la chuparon las garrapatas...

Los gozos de la paternidad
Esta historia la escuché de mi tío político cuando yo era niña, y la guardé todos estos años para contarla acá:
Estaba un vecino de San Vicente Cabañas jugando con sus pequeños vástagos, cuando pasó mi tío y le dijo:
- Se goza con los niños, ¿verdá usté?
- Sí, claro, pero más se goza con la señora cuando se los está haciendo...

Ocurrentes, los orientales ¿no?



6 comentarios:

Anónimo dijo...

ahhh esos de porai somos chistositos o nos hacemos los....

saluditos

Juan Carlos Lemus dijo...

el chiste es una característica muy latina. ¿qué será que los papa fría no tienen muy buenos?
deberías hacer una recopilación de chistes-verdad, como estos. muy buenos, saludos

Juan Carlos Lemus dijo...

por cierto, querida nancy

llevaré tu caso de los chistes a mi Consultorio.

saludos

Nancy dijo...

Cuando quieras, papaíto. Y espera a ver la segunda parte, aunque creo que ya te la conté
Gracias

Nancy dijo...

Ya me dejaste intrigada con la palabrita "consultorio". ¿De qué hablas Willys?

Anónimo dijo...

Ese de las garrapatas está genial. Le voy a decir a mi mamá que me cuente una historia pues es de porái
felicidades

Dina