domingo, 27 de septiembre de 2009

Mi propio Pepe Le Pu (Despistada, no sé qué parte)


Hace algunos años tuve mi propio Pepe Le Pu. ¿Recuerdan a ese "zorrilló apestosó" que se hacía mil quesos para conquistar a una gatita, a la que él creía una zorrilla, pero que no le hacía caso?
Bueeee, despistada que soy. Las veces que me enteré que "me había tirado los chuchos" lo hice horas, e incluso días, después. Debe ser que el tipo no me agradaba ni me desataba la menor química. 
No sé si hubo otras historias que no llegaron a convertirse en anécdotas por el simple hecho de que yo siempre ando despistada. Lo cierto es que hay unas tres que recuerdo con una sonrisa pues muy muy tarde me daba cuenta de las intenciones del vecinito. Mejor así, porque, si no, hubiera sido muy incómodo mandarlo por un tubo.
Para quienes no lo saben, generalmente soy una buena samaritana que le da "jalón" a las personas que caminan por la calle de terracería que va de mi colonia hacia la civilización y viceversa. Pues bien, una noche que iba hacia mi casa encontré a un hombre que también se dirigía a mi colonia por la referida calle y quien cargaba una gran maleta. Como todo el que va por ese camino es porque va a mi colonia (no hay a dónde más ir), no tengo problemas en subirlo a mi súper Chevy y llevarlo. Y así lo hice con él.
Como buena despistada (sin contar que padezco de ceguera nocturna), casi nunca me fijo a quien le doy jalón. Así que el hombre se subió sin que yo supiera quién era, pero él sí me conocía porque me llamaba "doña Nancy". 
En el camino me contó que venía de trabajar en un lejano departamento, en un lugar donde sólo puede llegarse por aire. Hubo un accidente, así que en la avioneta donde él tenía que regresar tuvieron que traer a los heridos. Él había llamado a su familia para contarles que no podía regresar aquella tarde. Sin embargo, poco después llegó un helicóptero y hubo lugar para que él regresara a la capital por la noche. No tuvo tiempo de avisar a su gente que vendría a casa.
Noté que el vecino puso un énfasis distinto en su voz cuando dijo que su familia no lo esperaba... es más, lo repitió supongo que en espera de que yo reaccionara de alguna manera (pero esto lo entendí al día siguiente). 
Entonces yo, dentro de mi más cándido despiste, le respondí: 
-Pues ya ve, ahora su familia se va a poner muy contenta porque siempre sí regresó hoy a casa.
En ese momento noté un dejo de contrariedad en su rostro, pero tampoco entendí por qué. Lo cierto es que cuando le pregunté dónde vivía, me di cuenta de que se trataba de don Fulano y que su casa me quedaba en el camino, así que lo dejé justo frente a la puerta.
Bajó medio contrariado y se despidió.
Yo me fui muy contenta con mi obra buena del día. A la mañana siguiente recordé de nuevo la plática con aquel señor. Y até cabos. 
Don Fulano me había dicho que no había visto a mis hijas en esos días. Y yo, la bocona con patas, le respondí: -"es que se fueron a Honduras con su papá". 
Ay... ¡francamente! menos mal que ni me di por enterada de sus intenciones sino hasta el día siguiente, porque si no, lo dejo tirado a medio camino. jajaja

18 comentarios:

Mundo Animal. dijo...

______????____☼______????
_____??__??__________??___??
____????___?(* " "*)?__??___????
___????_??__( ='o'=)__??__??_???
__??????___--( ,,)-(,,)- __??__??_???
??_?_?_?______☼_______?_?_?_??
??_?_?_________ _________?_?_??
??_?___Felizzzzzz Semana__?_??
???_________Mundo Animal _ ___???

Hola que tengas una buena semanaaaa saludos Chrissss

Maru Luarca dijo...

Ah Nancy! Tu despiste es lo máximo: te ha salvado "el cuero" o mínimo, de "sacarle la roja" a algún avivado! Besos y apapachos!

Any dijo...

Siiii aqui le decían "Pepé la Pesté" un zorrino pesado y oloroso jajajaj. Bueno yo también soy medio lerda, cosa que me ha salvado de pasar situaciones incómodas, porque como no me doy cuenta de las intenciones no me hago cargo.
Pero eso fué porque el tipo ni fu ni fa, sino probablemente te hubieras dado por aludida jajajaja.
un beso

norma dijo...

Pero mujer, no eres despistada, para mí eres distraída nomás, con un gran corazón, si hubiera habido algo con el vecinito lo habrías sentido en tu corazón o en tu piel, a él le falló el poder de seducción, Pepe le Pu era más audaz.jeje. apapachos.

CAS dijo...

jajaja, tu buena obra del día, por suerte finalizó bien.... para tí, claro!!! No recuerdo a Pepe Le Pu, seré más despitada que vos... pero me has hecho una perfecta semblanza de los dos personajes: del Pepe y del Fulano (quiero conocer tu coloniaaa!!!!!jajaja)
besotes

.:: DemonStar ::. dijo...

jajaja. Que despistada. Pobre el don...
No pues, que buena la historia. Aveces si tenemos ese tipo de despistes no?.

Zarek dijo...

¡Estas mujeres que no entienden las directas "indirectas"! Me recuerda a mi mujer cuando la estaba cortejando... y no se daba cuenta! Me hiciste reír Nancy, gracias y feliz inicio de semana!

Sonia. dijo...

Me caes re bien por muchas cosas, y ser de alma caritativa es de las cosas que mas admiro, pero esta vez nena, tengo que decirte que te pasaste de la raya, eso de estar subiendo a tu auto a gente que no sabes quien es, mas que nada es peligroso, sobro todo un hombre solo que bien puede sobrevivir sin pasar pena alguna, cuando se trata de personas como ancianos o mujeres co niños o algo asi estoy de acuerdo pero hombres solos te expones mucho a que te pase algo.. no lo hagas porfa, tus intensiones son maravillosas pero las de otra gente ' aun siendo del vecindario- nunca sabes.

cuidate porfaaa!

saluditos


y perdon pro el sermon.

Patricia Cortez dijo...

ay Nancy, pues que suerte que te toco un discreto, yo dejé de ver a una amiga que tenìa un marido bastante "pulpo", me fué a dejar a casa y le salieron manos de todos lados.
abrazo

Rochitas dijo...

Menos mal que solo entonces se dio cuenta al día siguiente, si no el pobre señor aparte de todos los incordios vividos, no hubiera llegado a destino :P
Hoy por hoy aquí y por más colonia de la que se trate, imposible tener el gesto de amabilidad que ud usualmente tiene.

Abril dijo...

jajajajaja,. aaaaaaaah Nancy!!!

Bueno posiblemente no apestaba tanto como para darse cuenta de las intenciones.


Bueno, abrazos miles.!

LadyMarian dijo...

jajajaja!!!
Qué despistada! Y tengo que decirte lo que ya te dijeron: Qué imprudente! No lleves a desconocidos en tu auto!!
Besos

Nancy dijo...

Hola Christian, feliz semana para ti también.

Hola Maru, tienes razón. Mi despiste me ha salvado pero también me ha hecho perder oportunidades ;) jajaja

Any, no sé por qué pero te imagino medio despistada, como yo.

Normita, en realidad yo uso despistada y distraída como sinónimos… ya recurriré al diccionario jeje. Y bueee, menos mal que no fue tan audaz como Le Pu, si no… termina con un ojo morado y otras consecuencias físicas.

Cass, todo terminó bien, menos mal. Ya conocerás mi colonia, lo prometo. También te traeré a casa. ;)

DemonStar ¿has tenido ese tipo de despistes? ¿A los hombres también les pasa? Ay, pobres chicas, jajajaj. O quizá deba decir… ¡De la que te salvaste! Jajaja

Hola Zarek, qué bueno que te hice reír. No dudo que tu esposa haya sido tan despistada, suele sucedernos a las mujeres y yo creo que a las de nuestra generación nos programaron así…

Querida Sonia, gracias por tu cariño y tu sermón. Créeme que no has sido la única. Hoy me han llovido regaños por todas partes y los agradezco porque sé que vienen con mucho cariño. Así que despreocúpate. Esto pasó hace años. Ahora ya no lo hago. Siempre llevo a la gente en mi carrito, pero principalmente ancianas, mujeres con niños, etc.
Apapachos y gracias de nuevo

Querida doctora, qué mala suerte… ¡para colmo era esposo de alguien cercano! Uy eso sí es feo. Afortunadamente conmigo nadie se ha pasado así (o no me he dado cuenta jaja). Realmente tuve mucha suerte. Se te extrañaba por aquí. Apapachos

Rochitas, es cierto, para mí siempre ha sido una gran suerte ser despistada. En cuanto a la seguridad, Aquí también, parece, es peligroso, por eso me ha regañado mucha gente. Pero bueeee, no seguiré abusando de mi buena suerte. Es que realmente creo que hasta hoy mis ángeles siempre viajan conmigo. En fin, no volveré a abusar de esa gran suerte.

Hola Abril, bienvenida. Y bueee, te diré que no sé si apestaba o no. En aquella época yo tampoco sentía olores. ;)

LadyMarian… gracias. Prometo portarme bien, ser obediente y no subir extraños a mi súperChevy.

¡Apapachos a todos y feliz día!

Maribel de Morales dijo...

Sabes que los despistados se me imaginan a Mr. Magoo, -aparte de que no ve por donde va- siempre sale bien librado y él ni se entera del peligro.
Saluditos

el Kontra dijo...

Muy buena historia citadina Nancy, ya me imagino a don Fulano todo contrariado. Saludos :)

Lujo dijo...

Holaaaa Nancy,
Yo también te animo a ser más prudente con las personas que llevas en el coche.
Mi niña, me he reído mucho con tu anécdota. El tipo se quedó contrariado con tu respuesta. Menos mal que no te enteraste en ese momento. No quiero ni imaginar la reacción.
Como bien has dicho, seguro que hubiera realizado el camino a pie.
Abrazotes gigantes!

Antón Abad dijo...

No es cuestión de despiste querida Nancy, es que Ud. no tenía las aviesas intenciones del zorrillo. Sí que fue una imprudencia no obstante lo de la información suplementaria de las niñas y su papá.
He intentado echar un vistazo a su blog de investigación y me encontré con que se requiere invitación; ¿puede extenderme una?. Besos.

paola guillen dijo...

jajaja yo tambien soy despistada.. menos mal no te diste por entererada de las inteciones del fulano