domingo, 5 de octubre de 2008

Despistada II


Soy de esas personas que han llevado el despiste a la última potencia. Ir con la ropa al revés es mi especialidad, olvidar quitarle el precio a las prendas es tradición.

Uno de los despistes más memorables fue el día en que llegué al instituto con una calceta blanca y otra azul. Debo haber estado en primero básico.

Me sentía muy mal y mi profesora de inglés, que era muy elegante y sabia, notó mi malestar y me dijo que no había nada de qué preocuparse. Luego nos contó una historia de cuando ella era niña y alguien en su clase se sentía mal por no llevar zapatos, sino que pantuflas. Su maestro o maestra les pidió a todos los niños de la clase que se quitaran los zapatos para que todos estuvieran igual.

Esa anécdota me recuerda que yo no aprendo, como creyó elKontra. Y aunque los años pasen, sigo cometiendo los mismos errores. Tropezando con la misma piedra...y, lo peor, los errores son cada vez más grandes, en lugar de ser todo lo contrario.

Hace pocos años llegué a mi trabajo con dos zapatos diferentes. No importa que haya salido de madrugada y que por estar oscuro no me diera cuenta de que eran diferentes. Es que los zapatos eran realmente diferentes entre sí. Es realmente imperdonable ese despiste.

Un zapato era negro, con tacón delgado y el oro café, con una hebilla y tacón ancho. Hasta un ciego en la oscuridad habría notado la diferencia.

De más está decir que no salí ni al baño. Me quedé detrás de mi escritorio todo el día, para que nadie puidera verme los piés.

Mis papás, que son unos santos, me llevaron uno de los zapatos que hacía pareja al final del día. Y así pude salir de la oficina para mi casa sin tanta vergüenza, pero riéndome a carcajadas de solo recordar el episodio.

9 comentarios:

Angel Elías dijo...

una vez deje la biciceta olvidada en frente de donde trabajaba, y me recorde de ella dos dias después!!!!

La bicicleta, un amigo la habia recogido y se extraño que nadie la habia reclamado.

Yo tuve que inventarme una buena excusa (que ahora no recuerdo) aunque no tan grande como la verguenza que pase jajaja

Anónimo dijo...

Yo olvidé que era domingo. Me levanté tempranito y me bañe y sali corriendo para mi trabajo pero en el camino vi que la gente iba a misa y que no habia nadie en la parada, entonces cai enla cuenta que era domingo y regrese a dormir a mi casa.
sonya

Anónimo dijo...

Esto me recuerda a una familiar, no era tan despistada, sino que andaba con unos sus "frescos" (guaritos), cuando le hablaron X tel. confundio donde era el auricular y donde la bocina, y decia a grandes gritos: no te oigo, no te oigo nada, y se da cuenta que tenia alreves el tel. Un amigo andaba estrenando abrigo, y no le habia quitado el precio, y lo peor que hasta en rebaja lo compro. Cuando me recuerde de mas historias, ahi te las cuento, que tengas buen inicio de semana..............MaR

El Kontra dijo...

Queridisima Maestrísima Nancy: Más no puedo pedir, me has inmortalizado en una de tus historias citadinas, gracias.

Ahora bien, mantengo la linea, por despistada hablas de fachas, para mi al KONTRArio eso es SER fashion.

Que no te de pena, si te pasa otra vez y alguien te ve, decile con toda seguridad que estás a la moda y si te preguntan la tendencia de quien seguis vos responde con propiedad que no copias sino que impones modas.
Muchos saludos y de paso con ese vestido tan bonito los zapatos pasan desapercibidos.

Roberto dijo...

Queridisima Nancy que bonito blog, me ha entretenido bastante y me ha hecho reir, aunque tambien identificarme con tus despistes pues soy de los que anda con el sueter al reves. Comparto con otros la felicitacion por tus dibujos que le dan personalidad al blog. Ay, olvidaba decirte que te ves muy bien en esa foto, en persona tambien claro.

Nancy dijo...

Buenos días.
Gracias por sus comentarios, me hacen sentir más normalita, jajajaja
Kontra, algún día seré como tú

JOHAN BUSH WALLS dijo...

Pues sepa usted Doña Nancy Arroyave de los despistes, que yo soy un completo despistado, porque nunca tengo pisto.

Salú pue.

Nancy dijo...

entonces, don Johan Bush Walls, yo soy doblemente despistada

Alexxx dijo...

pues en uno de mis despistes, iba al trabajo y ahi tengo que ir semiformal, y me estaba cambiando y segun yo mis zapatos de vestir me puse, cuando iba para afuera me di cuenta que llevaba tenis jajaja, vaya que me di cuenta a tiempo