martes, 11 de noviembre de 2008

Duendes traviesos II

Damas y caballeros, tenemos un nuevo invitado: Alexxx quien comparte una historia insólita y que seguramente dará mucho de qué hablar.
Yo le puse Duendes traviesos II, porque ya les conté una de
duendes y porque seguro publicaré más sobre el tema. Pero él la llamó:
Historia de espantos
La historia se desarrolla en el negocio de mi papa, esto paso hace años. Mi papá tenía una bloquera, y tenía su camion de volteo donde iba a hacer algunos viajes: a traer arena, graba, etc. para la bloquera.

Una mañana mi papá se disponia a hacer un viaje, y siempre el ayudante llegaba temprano, entonces para preparar el camiómn hacía lo usual, le hechaba agua, lo revisaba, etc. Pero esa mañana, cuando el ayudante levantó el capó del camion, escuchó un ruido dentro de la cabina del mismo. Le parecio raro porque el camión siempre se queda con llave, y solo mi papá tenía las llaves; bueno no le puso importancia, siguió con su rutina de echarle agua, etc.


Al rato mi papá aparecio y abrió el camion, y cuál fue su sorpresa cuando vió el sillon (el sillón del camión era largo ocupando el largo de la cabina y la tapiceria era de cuerina), en el sillón se encontraban unas huellas como que si alguien descalzo y con los pies llenos de tierra hubiera caminado en él.


Pero esas huellas eran de pies muy pequeños, tal vez como de unos 10 ó 12 centímetros de largo, pero lo más escalofriante era ver la huella porque a la par del dedo gordo, se miraba que tenía otro dedo, pero no un dedo común sino una forma como de "pezuña", una como uña triangular, como las uñas que les hacen a los dragones en las caricaturas.


Según como se miraban las huellas se veía que el "duendecito", como le llamamos nosotros, había dormido en el lugar del piloto, luego cuando oyó ruido en el capó se levantó y caminó en el sillón, luego se deslizó por la parte de enmedio porque así se miraban las huellas, que se había deslizado en la parte media del sillón, luego desapareció.


Todos aquí en la casa y los vecinos íbamos a ver el sillón del camión, y todos quedábamos asombrados. Lo que no hicimos fue tomarle foto. Se le pone la piel de gallina a uno cuando pasan esas cosas..
Alexxx

18 comentarios:

Alexxx dijo...

Y como dato adicional les dire que despues de ese dia, en las noches, los perros ladraban y estaban inquietos, eso fue como unas dos o tres noches!!!

Lena dijo...

ohhhhhhhhhhh

qué susto!!!!

¿no sería un monito?

Besos, Nancy!

Abril dijo...

Y las fotos? yo quiero ver las fotos.

Que historia mas rara.

ooooh que miedo.

Roberto dijo...

Increíble historia. Eran tan claras las huellas? no pudo haber sido otra cosa?

Nancy dijo...

La historia de Alexxx es increíble pero, como le digo a él, le creo, porque en mi casa han pasado cosas insólitas que me han obligado a dejar el escepticismo que me caracterizaba. Con decirles que yo, que me autoexcomulgué desde muy joven, tuve que mandar a bendecir mi casa porque podré encontrar explicación para todo lo que ocurre en mi casa, menos para una historia que les tengo reservada. Al parecer, Alexxx también tiene muchas otras que espero comparta con nosotros.
Saludos

p.d.
Ya tengo competencia en el paint, esa huella tan bien ilustrada no es de mi autoría. El mérito de la ilustración de hoy es del mismito Alexxx.

Fernando Ramos dijo...

Naaa, que conveniente, no tomaron fotos, yo quiero ver las fotos.

Saludos

Abril dijo...

ya decia yo!, Sin ofender Alex, pero Nancy es bien pilas para el Paint.

Te imagino con un Photoshop aaaaaah le harias una buena competencia a un monton.

el Kontra dijo...

¡Nel mano! Gruesas estas historias citadinas, desaparciciones, duendes, que vendrá después.

Jajaja... me llegó lo del bus en el paint anterior, se puso más chapina la cosa.

Saludos a Alexxx y a la Master del paint.

Alexxx dijo...

pues no hay fotos, en esa epoca no existian los celulares con camara ni las camaras digitales, y pues no habia rollo en la camara.
Y si eran claras las huellas, muy claras, y el camion estaba con llave, y con llave lo encontro mi papa.
Me recuerdo el escalofrio que sentia uno al ver esas huellas.

Nancy dijo...

Esta ha sido una de mis historias citadinas favoritas. Esos acertijos que sólo el que está presente sabe lo que vio y que no puede solucionar son extraordinarios. Lo malo es cuando sólo uno los ve, pero cuando hay muchos testigos, la cosa cambia. Ese es el caso de estas huellas.

Luc! dijo...

Estudié en un colegio de la Z. 1 donde también ocurrían cosas extrañas. Ahora que leí lo de estas huellas me recordé que en el zaguán del colegio habían (no recuerdo si dos o tres) que parecían como si un niño descalzo hubiera pasado por allí. Eran como las marcas que uno deja cuando tiene las plantas de los pies mojados.

Zarek dijo...

Ese era un gatito...

Nancy dijo...

Interesante lo que cuentas, Luc!

Zarek, las preguntas aquí son¿cómo entró el gatito si el vehículo estaba cerrado? y ¿Cómo salió sin ser visto? ¿Por qué la familia, los empleados y los vecinos se asombraron de esas huellas?

Alexxx dijo...

@zarek: seria un gato deforme, los gatos dejarian una huella como de unos 2-3 centimetros, estas eran mas grandes, como dije aprox. 10 o 12 cms, como las que dejaria un niño de 1 o 2 años, huellas de pies pequeños.

Leonel dijo...

Dice mi esposa que también en la casa de un su primo vieron huellitas como esas y ahí sí les tomaron foto pero ya fue hace como 10 años, así que saber dónde estarán esas fotos, pero se acordó ahorita que leimos esta historia.

Nancy dijo...

Leonel, yo quiero esa historia, porfis, dile a tu esposa que la escriba

Alexxx dijo...

Leonel hagan un esfuerzo para encontrar esas fotos, y como dice nancy tambien quiero conocer la historia, o sea que no solo aqui en mi casa ha rondado ese duendecito

Leonel dijo...

Hola!!!
Ya leimos la historia de hoy y también la del 23 que no la habíamos leido.
Mi esposa - que se llama Maribel - ya está recordando todos los detalles para contarte bien la historia.
De las fotos no te ofrezco nada, porque no las tomó ella sino un su primo que ahora vive en las Estados Unidos, así que le podemos preguntar pero no te hagas muchas ilusiones.
Lo que si te adelanto es que son varias historias y de verdad son de mucho miedo.
Saludos,
Familia Morales Aguilar